09. La Psicologí­a de los Traders Exitosos – BackTest & Practicar

Entonces, ya tienes claros los estilos, rutinas, tiempos de retorno y porcentajes de rendimiento. Ahora, ¿tienes claro qué es lo que mueve los mercados? Hoy hablaremos un poco de eso, pero más especí­ficamente sobre la psicologí­a de los traders exitosos.

Porque sí­, no es el comercio, los datos ni algún factor incierto lo que mueven los mercados: son las emociones de sus participantes. Por eso es importante que tú, como trader, tengas un total control de tu psique y para eso, debes ir desarrollando de manera consciente la autoevaluación y mecanización de tus emociones.

Claro, a estas alturas sabemos que esas emociones que generan las grandes tendencias no son casuales. Digo, es un poco iluso considerar que millones de personas sientan las mismas emociones así de la nada, ¿no crees?

Las mentes detrás de la creación de estas emociones colectivas saben exactamente qué hacer, qué decir, cuándo y dónde hacerlo para detonar determinada emoción en los participantes y que esta derive en la reacción que ellos necesitan en cierto momento.

Por eso, son también las emociones y esos momentos emocionales fuertes los que limpian el mercado dejando fuera a cientos de miles de inversores cada día. Sin embargo, no todo está perdido. No todo está escrito y hoy te enseñaremos cómo los traders exitosos trabajan sus emociones para sobrevivir estas marejadas de sentimientos, y así­, mantener sus inversiones -y salud mental- a flote.

La Psicologí­a de los Traders Exitosos                    

Sabemos que la psicologí­a es la ciencia que estudia el comportamiento humano. Esto sumado al hecho de que los movimientos del mercado son el resultado de las emociones colectivas, es la Psicologí­a del Trading.

Este concepto abarca tanto las emociones que afectan a los participantes como la manera en que sus cerebros reciben, procesan y reaccionan a la información presentada en sus análisis, esto en base a sus sistemas de creencias y las inteligencias que tengan desarrolladas en mayor o menor medida.

Las emociones que ponen en juego tu operativa

El humano antiguo reaccionaba por instinto, mientras el actual lo hace por emoción. Esto se debe a la vinculación emocional o el sentido de pertenencia que hemos desarrollado con la realidad, con nuestra vida.

Muchos autores del área de la espiritualidad y el desarrollo personal repiten que no somos lo que nos pasa, sino nuestra reacción ante ello. Y esto aplica a la vida y al trading por igual. Es la vinculación emocional con nuestro capital lo que nos hace vulnerables ante las emociones negativas, que son, precisamente a partir de las que las grandes mentes manipulan los mercados.

Miedo, codicia, esperanza, confusión… estas son las emociones más comunes y las que, para bien o para mal, barren el mercado sacando cientos o miles de traders cada dí­a. Aquí­ el enemigo no es el mercado, son tu ego y tus emociones. Pero con auto-observación y disciplina, saldrás victorioso de esto.

Gestión emocional, la base de todo

Claro, tu análisis técnico y gestión de riesgos es muy importante, pero un pobre dominio emocional será el que te haga mover en vano ese SL esperando que el mercado vaya hacia dónde tú esperas, hasta vaciar tu cuenta. Lo mismo aplica para cuando juras que esa entrada es la ganadora y colocas todo tu capital en la mesa por ella.

Sí­, esas son tus emociones actuando. Una buena gestión emocional se obtiene con mucha disciplina, auto-observación y mecanización de tus movimientos. Esto no implica que te vuelvas un ser rígido y sin sentimientos. Simplemente, debes hacerte de una capacidad mental que te permita desvincularte del resultado de tus movimientos.

En otras palabras, siente todo lo que quieras antes o después de tu jornada, pero deja que sean tus conocimientos y tu instinto los que operen por ti. Después de todo, si ya sabes lo que tienes que hacer, entiendes la dinámica del mercado y hablas el Lenguaje del Precio, puedes accionar sin tanto cuestionamiento.

Simplemente confía en tu proceso demo, en tu práctica y tus conocimientos y deja la duda fuera de la operativa.

Mecaniza tus emociones como los traders profesionales

Y seguro te preguntas: “Bueno pero ¿cómo se hace todo eso?” Primero llevando a cabo una depuración profunda de creencias y luego practicando operar de manera mecánica.

Vamos con lo segundo. Para lograr operar de manera mecánica debes:

  • Auto-observarte. Ya que el sentir alguna emoción te aleja de tu objetivo: abrir y cerrar operaciones de forma rutinaria y objetiva.
  • Sé objetivo. Vincularte al capital, al precio o a los números te lleva a cuestionar y sobre pensar cada movimiento. Y esto te lleva a desconfiar de tu estrategia y a dudar de ti mismo.

Los actores utilizan este método para no vincularse con las emociones de sus roles. ¿Cómo? Practicando los movimientos o gestos que desarrolla una persona que siente tal o cual emoción. De este modo, logran un gran resultado en pantalla sin verse afectado por las emociones que demuestran.

Los traders hacen lo mismo, y así­ lo vas a aplicar: En tu etapa Demo, ya con tus estrategias de gestión de riesgos y capital establecidas, y tu análisis técnico listo, vas a abrir y cerrar operaciones, una y otra vez. Basándote claro, en lo que arrojaron esos datos. Pero harás esto hasta que puedas reaccionar sin meditar tanto cada entrada.

Y cada vez que sobre-pienses o sientas algo durante este proceso: detente, respira, obsérvate, registra la emoción, y vuelve a empezar.

Las creencias en el Trading

Te sorprenderí­a la cantidad de creencias que tienes y que pueden afectar tu operativa. Trabajar estas creencias no es tan sencillo como eliminar un par de archivos en tu disco duro. Debes hacer una introspección bastante profunda y confrontarte a ti mismo para lograrlo.

Creencias como que tu análisis es perfecto y por ende el mercado irá justo como pensaste, que los mercados son como juegos de azar, o que tienes todas las de ganar porque tuviste un par de aciertos, son los ingredientes perfectos para el fracaso.

Primero, el mercado hace lo que el mercado quiere, no lo que un par de participantes quieran que haga. No sigue reglas, ni revisa tus capacidades para saber si eres digno de su razón. Segundo, el mercado sigue una dinámica cíclica que, si conoces sus etapas y haces un buen análisis técnico, no tendrás problema en identificar en qué punto se encuentra.

Y finalmente, los precios pueden seguir solo dos caminos: arriba o abajo. Que tengas resultados con 3 entradas no garantiza que tu estrategia sea un éxito. Ahora, si logras cientos de entradas exitosas contra un par de entradas no tan buenas, podrás decir que entendiste el Lenguaje del Precio.

Para trabajar tus creencias primero debes reconocer aquellas que puedan afectar tu operativa, para posteriormente, reemplazarlas por unas que síjueguen a tu favor.

La inteligencia visual: La mejor aliada de los traders exitosos

Existen tres tipos de inteligencia o medios por los que procesamos y retenemos mayor información: kinestésica, auditiva y visual. Esta última será de gran ayuda durante tu operativa ya que, un buen desarrollo del “ojo técnico” te facilitará el proceso de encontrar patrones y ubicar buenas oportunidades para entrar.

Puedes desarrollar tu inteligencia visual de muchas maneras e incluso con juegos interactivos que puedes llevar en tu celular.

Consejos para mecanizar tu operativa

  • Mantén limpio tu gráfico. Llenar la pantalla de indicadores y lí­neas solo conseguirá abrumarte y confundirte. Limí­tate a las líneas horizontales y tendenciales para desarrollar tu inteligencia visual e identificar los patrones del precio.
  • Crea una buena estrategia de gestión de riesgos y capital y aférrate a ella. Confiar en tu estrategia y análisis te dará la confianza necesaria para desvincularte del resultado y poder operar de manera intuitiva.
  • Haz un registro de todo. Tus movimientos, rendimiento, entradas, salidas, tiempo de duración y las emociones que generaron cada una de estas acciones. Solo así­ sabrás si lo hiciste por instinto o si alguna emoción detonó determinado movimiento.
  • Disciplina ante todo. Si ya creaste una rutina y un proceso de trabajo, ¡respétalo! Hacerlo es la única manera que tienes de verdaderamente obtener resultados consistentes.
  • Corta los retrocesos. En algún momento el mercado tomará el camino contrario al que esperabas. Cuando esto pase, no te pongas firme frente a la tormenta. Reconoce que algo falló en tu análisis, no busques culpables y sal con la frente en alto y tu capital a salvo.
  • Aprende de tus errores. Todo este estudio, observación y registros sirven para eso. Pensar que el mismo camino que no funcionó antes, funcionará ahora porque así­ lo dices no solo es escuchar al ego, es como regresar voluntariamente a una relación que no funcionó. ¡No se hace!

Recuerda…

Las emociones son humanas, claro que sí­. Pero dejar que sean tu brújula es una pésima idea en casi cualquier profesión. Los médicos no atienden familiares por algo. Tú no debes permitir que tus emociones interfieran en tu operativa, no ahora, no nunca.

Mecanizar tus operaciones te permitirá mirar el mercado de una manera más objetiva y tranquila, y te llevará por el camino que los traders exitosos ya han recorrido.

Ahora que sabes cómo operan los trader inteligentes, aprenderás cómo utilizan la propia dinámica del mercado a su favor.

Scroll al inicio