12. ¿Qué es el Day Trading? – Retorno en menos de 24 Horas

Hoy hablaremos del Day Trading que, como el Scalping, se caracteriza por generar beneficios en muy corto tiempo. Conoces ya un estilo con rentabilidad casi instantánea, sus implicaciones, mitos, ventajas, desventajas y características generales.

Ahora es tiempo de aprender sobre un estilo que, si bien trabaja temporalidades menores y comparte algunas otras caracterí­sticas con el Scalping, es mucho más recomendable para comenzar tus primeros pasos en el mundo del trading.

Hablemos del Day Trading, lo que es en esencia, qué estrategias utiliza, a qué aspiran sus practicantes y algunos mitos que lo desprestigian. También, comprenderás en base a sus ventajas, desventajas y características, si es el estilo de trading ideal para ti como iniciado. O si, por el contrario, debes continuar leyendo para conocer otros estilos.

Recuerda leer este contenido de forma objetiva. Te recomiendo también que, una vez que conozcas todos los estilos, los compares con tu carácter y personalidad, y observes los pros y contras de cada uno respecto a ti como persona. Así­, y probando con paciencia (y en una cuenta de práctica) encontrarás el estilo ideal para ti. Comencemos.

Comprendiendo el Day Trading

El Day trading es un estilo de inversión cuyo objetivo es generar beneficios y cerrar las operaciones del día antes de terminar la jornada. Este estilo, a diferencia del Intraday no se enfoca solo en inversiones en temporalidades menores. Siempre y cuando, toda orden quede cerrada antes de apagar el monitor.

Los profesionales que practican Day trading, utilizan el análisis técnico, el calendario económico para fundamentales y las lí­neas importantes como herramientas esenciales para efectuar su operativa.

Además, toman en cuenta los diferenciales, buscan productos con un déficit bajo, una volatilidad elevada y, de preferencia spreads estrechos para sacar el mayor provecho a su día de trabajo.

El Day trading es, por decirlo de algún modo, la mejor manera para comenzar a trabajar en corto plazo luego de pasar algún tiempo con operaciones positivas en largo plazo. Este estilo permite saltarse las comisiones nocturnas, los gaps que pueda generar el mercado y, al igual que el Scalping, olvidar la ansiedad que puede causar la incertidumbre luego de dejar el bróker con operaciones abiertas.

A diferencia del estilo anterior, podemos considerar el Day trading como un estilo más tranquilo, pero que requiere, quizás, una entrega mayor. Digo tranquilo porque, al no ser estrictamente utilizado con temporalidades tan cortas, la adrenalina es menor, y los análisis pueden hacerse también con un poco más de calma.

En cuanto a la entrega pues, la idea es que en un día se abran y cierren la mayor cantidad de operaciones positivas. Así­ que, la jornada debe cumplirse completa, sin distracciones, y con la mayor planificación posible.

Saber de antemano qué fundamentales afectaran cuales activos, activar las notificaciones a noticias, mantener actualizados los análisis macro, etc. Son factores que no debemos pasar por alto si queremos tomar partida en este estilo.

Mitos e ideas extrañas entorno al Day trading

Un estilo a prueba de riesgos y pérdidas

Por si aun tienes la duda: ningún estilo lo es. Dicen esto porque, con este estilo, se minimiza el riesgo de perder debido a los gaps nocturnos. Ningún estilo está exento de riesgos. Puedes prevenirlos con una buena gestión, pero en el trading, arriesgar es algo inminente.

El Day Trading da acceso a efectivo todos los dí­as

Se habla de “retorno en menos de 24 horas”. Es decir, sabes si ganaste o perdiste con una orden (y cuánto) en ese tiempo. Pero no sacas dinero cada 24 horas ni cobras a diario. De hacerlo, ¿cómo crecerán tus cuentas?

Un estilo extremadamente conservador / agresivo

Algunos piensan que es demasiado conservador, otros que es demasiado arriesgado. Este estilo utiliza apalancamientos moderados para sacar el mayor provecho de cada entrada. Conseguir el equilibrio perfecto entre agresividad y cautela, es lo ideal.

Un estilo adaptable a corto y largo plazo

Estilos como el Swing trading, el Scalping y el Seguimiento de Tendencias, son perfectamente adaptables a corto, mediano y largo plazo. Y por ende, a diferentes temporalidades. Puedes hacer Day Trading en temporalidades micro y macro, pero el punto es no dejar operaciones abiertas para mañana.

El Day trading te permite abrir operaciones pesadas una vez que logras rentabilidad con algunas pequeñas

Esto no es recomendable en ningún estilo. ¿Por qué? Por la implicación psicológica. Está bien aumentar los montos paulatinamente cuando comienzas a cerrar en verde. Pero, aumentar varios ceros de forma abrupta, es señal de un ego que debe ser trabajado y de una gran ansiedad a la vuelta de la esquina.

Un buen Day trader puede utilizar las mismas estrategias en cualquier mercado.

Primero, un buen trader no tiene que ser bueno en todos los mercados. Segundo, todos los mercados tienen “reglas” y dinámicas diferentes. Utilizar las mismas estrategias sin las adaptaciones necesarias no es recomendable.

La rentabilidad del Day Trading

El secreto de la rentabilidad en la práctica del Day trading se esconde detrás de factores que, si bien aplican para todos los estilos, para triunfar en este, son fundamentales. En primer lugar, debes identificar tu apetito o capacidad de tolerancia al riesgo.

De esto dependerán las estrategias que decidas aplicar en tu operativa. Ya que, como dije antes, este estilo es apto tanto para traders agresivos como conservadores.

Luego, considera, desarrolla y trabaja tu consciencia, paciencia, disciplina y resiliencia. Tu enfoque es fundamental ya que, un movimiento errado, una distracción, una entrada basada en tu ego o algo parecido, puede costarte un día entero de trabajo y disminuir considerablemente tus resultados a fin de mes, y por ende, tu motivación.

También debes tomar en cuenta la volatilidad y liquidez de los mercados que te parezcan atractivos y familiarizarte lo más que puedas con su dinámica. Recuerda que cada mercado obedece un comportamiento diferente que debes conocer para evitarte sorpresas durante tu operativa.

Tus objetivos dentro del Day trading son:

  • Utilizar los apalancamientos de forma consciente y responsable. La idea es impulsar tus ganancias, no defalcar tu cuenta. Recuerda eso.
  • Finalizar la jornada con muchas operaciones pequeñas en verde, y el mes con una buena rentabilidad.
  • Cerrar todas las operaciones que hayas abierto durante el día, incluso cuando “algo” te diga que alguna podrí­a mejorar durante la noche.

El Day trading: Caracterí­sticas

Ahora sí, ¿cómo funciona el Day trading? ¿qué implica? ¿qué estrategias utiliza? Vamos por parte.

Como ya he mencionado, este estilo busca rentabilidad en menos de 24 horas, es decir, persigue resultados de una jornada laboral. Esto a través de conseguir pequeñas ganancias potenciadas con apalancamientos moderados o agresivos (dependiendo del operador) y cerrando todas sus entradas antes del final del dí­a.

Para que esto tenga sentido, hay dos factores a considerar. Primero, para hacerlo realmente rentable, debe ser considerado un trabajo de tiempo completo. No vale la pena abrir solo dos o tres órdenes pequeñas u operar solo 3 horas al dí­a si quieres obtener resultados reales con este estilo.

Segundo, operar en mercados muertos o con una liquidez totalmente pasiva, tampoco te llevará a ningún lado. Ya que los verdaderos beneficios vienen a costa de los pips. Un mercado sin movimiento, no te dará dinero que contar. Operar en criptosmonedas, ForEx y CFDs son las mejores opciones para practicar este estilo de manera rentable.

Además, considera que los Day Traders en promedio consiguen una rentabilidad mensual que rondan el 1,5% contra un porcentaje de riesgo de entre el 3 y 6%. Es decir, el riesgo está. Pero con tu buena gestión, puedes superarlo y salir victorioso.

Finalmente, las estrategias del Day Trading son muy variadas. Algunos practican el seguimiento de tendencias cortas, otros scalping en temporalidades de entre 1H y 4H, trading en noticias, swing en rangos, indicadores, y más.

Pros y contras

Pros

  • Es un estilo abierto que permite trabajar con diferentes estrategias y estilos de trabajo.
  • Los riesgos de gaps o reversiones nocturnas quedan fuera del tablero.
  • Dada la velocidad a la que genera rentabilidad (asumiendo cierres positivos continuos), puedes aumentar tu capital y tus entradas semana a semana.
  • Las comisiones nocturnas tampoco afectarán tu operativa.
  • El uso de Stop-Loss ajustados a posiciones cortas, eliminan el riesgo de perder en grande por reversiones agresivas.

Contras

  • Requiere mantenerse actualizado en cuanto a noticias y eventos relacionados con los activos operados.
  • Implica dedicar toda la jornada a la operativa y actualización de los análisis para obtener resultados palpables.
  • La suma en comisiones y tasas aumenta considerablemente al abrir y cerrar operaciones con mayor frecuencia.
  • Como las posiciones se cierran el mismo dí­a, puede no haber suficiente tiempo para aprovechar completamente algún movimiento.

Entonces…

Tenemos un estilo que abre y cierra órdenes durante la misma jornada, utiliza el análisis técnico para su operativa, juega con otros estilos y estrategias, y no deja nada para mañana. Si tienes la disponibilidad de tiempo y la disciplina que amerita, quizás este estilo sea para ti.

Siempre recuerda que la paciencia, en este trabajo, debe ser uno de tus mayores atributos. Así­ que comienza a desarrollarlo mientras te presentamos los estilos que te faltan por conocer.

Scroll al inicio