14. Swing Trading: Proyectar el Próximo Movimiento de la Tendencia

Ya tuviste un abreboca sobre el Swing Trading y recibiste el dato de una estrategia todo terreno que impulsará tu operativa. Ahora, es tiempo de llegar un poco más lejos.

Si comprendes las diferencias entre los estilos mencionados hasta ahora, las ventajas, desventajas y caracterásticas de cada uno, ya nada podrá pararte. Es importante que, antes de comenzar, recuerdes que una estrategia bien aplicada, sumada a un gráfico bien estudiado y una gestión minuciosa de riesgos y capital, te servirán en cualquier terreno.

Así que, hablemos del Swing Trading, dónde aplicarlo, cómo hacerlo, estrategias ideales para usarlo, sus ventajas, desventajas y temporalidades comunes (pero no obligatorias). Abrir tu mente a otras temporalidades no solo mejorará tu rentabilidad, sino que te convertirá en un operador imparable.

El Swing Trading, el baile del precio

Vamos desde el principio, ¿qué es el Swing trading? Es, como todos los estilos, una manera de sacar provecho de los movimientos del precio de un producto o activo. Esto con el fin de vender a precios altos y comprar a precios bajos, percibiendo ganancias con estas diferencias de precios.

Claro, esto puede sonar algo general. Entonces, ¿cómo se hace? Sencillo: utilizando las lí­neas que el precio ya ha venido utilizando. Es decir, los puntos de incidencia en que el precio a revotado con anterioridad. O las barreras que no ha logrado romper hasta la fecha.

Estudiar estos puntos, marcarlos en el gráfico e irlos filtrando, es lo que permite utilizar este estilo con un poco más de libertad. Que es, como muchos lo catalogan, de corto a mediano plazo.

Primero, porque consideran más sencillo utilizar las lí­neas históricas del mensual y semanal en gráficos de un día o incluso horas, que en los mismos gráficos macro. Segundo, el movimiento no es tan abrupto en estas temporalidades (D1, H4, H1). Así­ que no requiere tanto tiempo frente a las pantallas, pero al igual que otras estrategias, permite percibir beneficios en corto tiempo.

Sin embargo, el movimiento necesario (el Swing) para utilizar esta estrategia, existe en todas las temporalidades. Y es, en mi opinión personal, un poco más sencillo predecir la dirección del precio o el límite de sus movimientos que con otros estilos.

Tipos de Swing Trading

Ahora bien, existen dos tipos de Swing trading que se diferencian básicamente en el lugar del ciclo del precio que esté activa en el momento. Recuerda que, el mercado y su dinámica se basa en un movimiento constante en dos direcciones, arriba y abajo. Y ese movimiento, sumado a la lí­nea de tiempo que registra su historia, conforma lo que conocemos como los gráficos de un activo.

Este ciclo o dinámica consta de cuatro etapas que son:

  • Acumulación.
  • Tendencia alcista.
  • Distribución.
  • Tendencia bajista.

Cuando el precio se encuentra en acumulación o distribución, se mueve de manera horizontal. Y es lo que conocemos como rangos. Cuando el precio se mueve de forma diagonal, hacia arriba o hacia abajo, decimos que está en tendencia.

De este modo, conocemos dos tipos de Swing Trading:

  • Aplicado en rango.
  • Aplicado en tendencia.

La manera más sencilla de practicar ambos es demarcando los puntos bajos y altos más frecuentado por el precio en el ciclo actual. De este modo, creamos un “canal” o delimitamos los posibles próximos movimientos del precio.

Ejemplo:

Digamos que hay un rango activo, coloca una lí­nea base (soporte) donde coincidan más toques de velas y mechas en la parte baja del rango. Luego, has lo mismo en la parte superior para establecer la resistencia del precio.

Ahora, si el precio justo acaba de llegar al precio base (soporte), sabes que lo más probable es que rebote hasta el nivel de la resistencia. Por ende, compras.

Entonces, si el precio está en tendencia, debes hacer exactamente lo mismo. Considerando esta vez que tus precios de compra y venta estarán variando constantemente. Es decir, estableces tus dos lí­neas alrededor de la tendencia, y estimas, en base a su ubicación actual, cuál será el próximo punto que toque.

Un estilo dinámico, a todo ritmo

Como mencioné al inicio, lo común es concebir este estilo como un medio de ingreso a corto y mediano plazo y para operar en temporalidades H1, H4 y D1. Pero claro, operar solo en estos rangos de tiempo limitarí­a bastante tus oportunidades. Y la idea es poder crear una estrategia versátil que emplee varios estilos y que sea aplicable a cualquier temporalidad.

Considerando lo anterior, un Swing trader convencional suele:

  • Operar en temporalidades medias.
  • Aprovechar al máximo las correlaciones.
  • Dejar pernoctando sus órdenes.
  • Esperar días o incluso semanas antes de dar por terminado un movimiento.

El objetivo de estos traders es conseguir rentabilidad, sin el exceso de dinamismo de las temporalidades pequeñas, con disposición a pagar los fees de pernocta, esperar pacientemente sus resultados y sin invertir demasiado tiempo frente al computador.

Eso sí­, indistintamente de la temporalidad o tipo de Swing practicado, estos trades sacan el máximo provecho posible de cada oscilación. Es decir que para ellos, operar a contra tendencia, también es válido.

Conociendo el posible punto de rebote al que se dirige el precio, la cantidad de velas que podrí­a tomarle hacerlo y la duración de estas, un Swing trader experimentado tiene las de ganar. Sobre todo si aplica además otras temporalidades para complementar su operativa.

Ahora tú, que quieres operar como los grandes y ya conociste el secreto de aplicar diferentes estilos en varias temporalidades y las ventajas que esto proporciona, puedes hacer Swing trading en temporalidades más chicas y aprovechar cada micro tendencia o rango. O invertir a largo plazo a favor de la tendencia macro.

Consejos y estrategias para proyectar en positivo

Los siguientes consejos son aplicables a cualquier estilo que utilices, pero sobretodo, constituyen las bases para un Swing efectivo y sostenible en el tiempo:

  1. La fragmentación del gráfico es fundamental. Comienza por observar el gráfico MN de tu activo y marcar las lí­neas horizontales y tendenciales de mayor coincidencia que, al sol de hoy, sigan influenciando su precio.
  2. Conocer los fundamentales y estar actualizado es básico. Si bien no consideras invertir todo el dí­a frente a la pantalla, la idea es que, el poco tiempo sea provechoso. Operar durante la publicación de eventos importantes es para amantes del peligro. Para mantenerte en números verdes, es mejor mantenerte lejos de eso.
  3. Asegúrate de configurar tus lí­neas macro (las del punto 1) para que sean visibles en todas las temporalidades. Así­, una vez que decidas en qué temporalidad vas a operar y teniendo estas lí­neas en cuenta, abre tu temporalidad de operativa (TO) para comenzar a trabajar.
  4. En tu TO, ajusta las lí­neas macro a la realidad micro. Esto es, acercar las lí­neas del MN a los puntos de contacto de la temporalidad actual. Así­, tendrás más claro cuáles son las lí­neas que debes cuidar en tu operativa.
  5. Posteriormente, define en qué punto se encuentra el precio (Distribución, Acumulación o Tendencia) y delimita como mencionamos antes con lí­neas de soporte y resistencia.

En este punto, ya tienes más clara la posible dirección o el lí­mite de los próximos movimientos del precio. Ahora debes establecer tus puntos de riesgo con un TP y SL bien calculados en base al tamaño de la orden y tu capital. Y, finalmente, entrar a tu gráfico micro (menor a tu TO) para escoger con mayor exactitud tu punto de entrada y salida ideal.

Pros & Cons

Como todo en la vida, el Swing trading tiene cosas buenas y malas. Veamos cuales son:

Pros

  • Te permite aprovechar al máximo cada etapa del precio.
  • Requiere menos dedicación frente al monitor.
  • Es útil en cualquier temporalidad y mercado.
  • Operaciones de la duración que prefieras y con ganancias prometedoras.
  • Es un estilo abierto a trabajar con indicadores y figuras chartistas (las líneas guí­a son SIEMPRE).
  • Puede explotar desde la tendencia más corta a la más larga.

Cons

  • Costes en comisiones de pernocta (swap) a tomar en cuenta en la gestión de capital.
  • Los gaps que se producen entre sesiones son un riesgo a considerar.

FAQ sobre Swing Trading

¿Se puede vivir del Swing Trading?

Sí. Siempre y cuando seas consistente con tu análisis y operativa. Considera formarte con profesionales que te guíen y te ayuden a desarrollar una estrategia efectiva para lograrlo sin tanto tropiezo.

¿Debo adquirir indicadores costosos para practicar este estilo?

Puedes utilizar indicadores para practicar cualquier estilo. Sin embargo, considera que ellos suelen confirmar las tendencias una vez que estas comienzan y que también pueden errar. Conocer el Lenguaje del precio es la mejor estrategia para operar.

¿Es arriesgado mezclar el Swing con otros estilos?

No. De hecho utilizar diferentes estilos juntos puede llevarte a aprovechar hasta el más mí­nimo movimiento a tu favor. Esto siempre y cuando tus estilos no se contradigan.

¿Es el Swing trading el mejor estilo para operar?

El mejor estilo siempre será el que se adapte a tus objetivos, tiempo y personalidad. En el trading no existe un estilo mágico para ganar.

Ya conoces los estilos, ahora es tiempo de conocer los mercados. Sigue con nosotros para aprender sobre ForEx, cómo funciona el mundo de las divisas y cómo aprovechar su volatilidad para un trading rentable y consistente.

Scroll al inicio