Trabajos desde casa por internet: ventajas y desventajas

Los trabajos desde casa por internet son de las mejores cosas que podemos disfrutar en esta era digital. Ya seas freelancer o estés contratado en una empresa, trabajar desde la tranquilidad de tu hogar tiene un montón de beneficios.

Sin embargo, no todo es risas y diversión, pues, como todo, también tiene su lado negativo.

Ventajas de los trabajos desde casa por internet

Empecemos por lo bueno. Vamos a enfocarnos no solo en resaltar los aspectos positivos sino también en algunos consejos que puedes aprovechar si nunca has tenido un empleo remoto.

1. Tus días empiezan mucho más relajados

Ya no tendrás que preocuparte del tráfico, ni tendrás que levantarte extra temprano para llegar a tiempo a la oficina. Y, como si fuera poco, te puedes quedar en pantuflas todo el día. Divino, ¿no?

Cuando trabajas desde tu casa, te puedes dar la libertad de despertarte un poquito más tarde, disfrutar tu café mañanero sin apuros o prepararte un desayuno más elaborado. Incluso, podrías aprovechar las primeras horas del día para meditar, hacer ejercicio o leer antes de empezar tu jornada laboral.

Tener este respiro sin duda alguna mejorará tu calidad de vida, pero eso sí, ¡mucho cuidado con relajarte demasiado! La idea es que uses ese tiempo extra para descansar o dedicarte a otras actividades que no siempre puedes hacer, pero igual debes ser responsable con tus horarios de trabajo.

2. Gastas menos dinero

¿Alguna vez te has puesto a pensar en todo el dinero que gastas para ir a trabajar? Tan solo piensa en cuánto cuesta la gasolina o el transporte público, o en todas las veces que compras almuerzo con tus compañeros de oficina.

Y todo eso sin mencionar otros gastos como ropa adecuada, compromisos sociales con tus colegas (cumpleaños, amigo secreto, salidas especiales), o incluso el “gustico” de media tarde que te das de vez en cuando.

Al final del mes, todos estos detalles pequeñitos suman una cantidad de dinero importante que puedes ahorrar si tienes la suerte de trabajar remotamente. Un gran punto a favor, ¿no te parece?

3. Flexibilidad = mayor control sobre tus días

Claramente, la ventaja más grande de los trabajos desde casa por internet es la flexibilidad.

Foto de Tatiana Syrikova en Pexels

Los empleos convencionales tienen horarios largos y estrictos que no te dejan espacio para hacer otras cosas como ir al médico, recibir al plomero o hacer un trámite sin que sea una complicación. Y si tienes hijos, ¡ni hablar!

En cambio, si eres freelancer, tienes control absoluto sobre tus horarios de trabajo. Si te sientes productivo a las 3:00 de la mañana, ¡perfecto! Con tal de que entregues a tiempo tus proyectos, a nadie le importa en qué momento del día estás trabajando.

Ahora bien, si en vez de ser freelancer trabajas para una empresa en modalidad home-office, igual debes ajustarte a una jornada laboral. Pero, al ahorrarte el trayecto de tu casa a la oficina (y viceversa), te queda más tiempo para dedicarte a ti y a tu hogar. Incluso, como estás en casa, puedes estar pendiente de tu familia y/o hacer alguna diligencia sencilla durante el día sin tanto problema.

Pero, ojo, ¡cuidado con las distracciones! Parte de tener control sobre tu tiempo es entender la enorme responsabilidad y autodisciplina que eso conlleva.

4. Mayor productividad

Muchas veces, los horarios de oficina son excesivamente largos para la cantidad de tiempo que realmente necesitas para cumplir con tus objetivos del día, pero aun así debes respetarlos de principio a fin. Es muy frustrante.

Por fortuna, los trabajos desde casa por internet te dan la posibilidad de aumentar tu productividad porque puedes organizarte para completar tus tareas en menos tiempo.

Sin embargo, todo esto dependerá de cómo afrontes el trabajo remoto.

Por eso, aquí te dejamos 3 tips básicos para trabajar desde casa como un profesional:

  1. Acondiciona un espacio de tu casa para trabajar y procura que sea lo más parecido a una oficina. Esto es vital para separar tu vida personal de la profesional, pues así creas el hábito de levantarte de la cama y sentarte en tu puesto de trabajo. Trata de que sea un espacio bien iluminado, con ventilación, silencioso y libre de distracciones.
  2. Establece un horario de trabajo que se ajuste a tu estilo de vida y respétalo como si fueras parte de una empresa. De esta manera te obligas a ser productivo, construyes una rutina que te ayudará a tener más orden en tu día a día, y además evitas el overworking. ¡No olvides las pausas para comer y tomar agua!
  3. Lleva una agenda y planifica tus días con antelación. Fija una lista de tareas para cada día. Puedes incluir una o dos tareas grandes y unas tres tareas pequeñas, por ejemplo. Luego, al final de cada día, revisa tus avances en los proyectos que tengas andando para que sea más sencillo seguir tu progreso y cuidar que siempre cumplas con los deadlines.

5. Libertad para elegir tu ambiente de trabajo

Otra gran ventaja de los trabajos desde casa es que no tienes que lidiar con compañeros molestos, evitas conflictos, distracciones con otras personas y, además, puedes decorar tu espacio de trabajo como tú quieras. Toda esa libertad se traduce en mucha paz para ti.

trabajos desde casa por internet
Foto de Cup of Couple en Pexels

Desventajas de los trabajos desde casa por internet

Hasta ahora todo suena increíble, ¿cierto? Pero los trabajos remotos también tienen algunos detallitos que pueden tomarte por sorpresa… y no en el buen sentido.

1. Falta de beneficios para trabajadores independientes

Este punto va dedicado a los que buscan adaptarse a la vida freelance. Si este es tu caso, tendrás que despedirte de algunos beneficios laborales como un seguro o bonos ocasionales. Cuando estás por tu cuenta, las reglas de juego cambian.

Igualmente, si eres trabajador independiente o te dan un contrato corto en una empresa, deberás aprender a manejar tus finanzas inteligentemente porque no tendrás una entrada de dinero fija cada mes.

Pero, hey, sí es perfectamente posible alcanzar estabilidad financiera trabajando desde casa. Aquí te contamos cómo trabajar por internet y no morir (de hambre) en el intento.

2. Gastos para acondicionar tu espacio de trabajo

Si hay un punto a favor de los empleos tradicionales es que tienes todo lo que necesitas en la oficina.

Por el contrario, si en casa no tienes los recursos esenciales para trabajar por internet, deberás invertir en algunas cosas.

espacio de trabajo, oficina en casa
Foto de Lisa Fotios en Pexels

¿Qué necesitas para trabajar cómodamente desde casa?

Dependiendo del tipo de trabajo que tengas, puede que necesites un buen teléfono, un disco duro externo (o varios), unos audífonos profesionales, etc. Sin embargo, las cosas básicas que necesitarás en cualquier trabajo desde casa son las siguientes:

  • Un buen escritorio
  • Una buena silla de oficina ergonómica
  • Un espacio libre de distracciones
  • Una laptop o computadora de escritorio que se ajuste a tus necesidades. Por ejemplo, si vas a manejar programas de diseño o edición, deberás invertir en un equipo con suficiente memoria RAM, un procesador avanzado, una buena tarjeta de video, etc. Aquí deberás investigar un poco para escoger la opción correcta.
  • Buena conexión a internet, obviamente. No importa si debes gastar un poco más de dinero en un mejor servicio; al final valdrá la pena.

Lo bueno es que todos estos gastos son una inversión a largo plazo, pues te permitirán ajustar tu área de trabajo para ser más productivo y generar más ingresos.

3. Distracciones domésticas

Así como estar en casa puede impulsar tu productividad, también puede pasar todo lo contrario si no tienes autodisciplina.

Si vives con otras personas que no respetan tu horario de trabajo o no has acondicionado un espacio para trabajar cómodamente, te arriesgas a pasar por una experiencia muchísimo más estresante que en una oficina.

distracciones
Foto de Ketut Subiyanto en Pexels

Recuerda la importancia de tratar tu trabajo desde casa con la misma seriedad que un empleo convencional, pues ahí está la clave para tener éxito. Esto incluye, por supuesto, respetar y hacer respetar tus horas de trabajo entre tus familiares o compañeros de piso.

4. Menos interacción humana y movimiento

Al principio puede ser relajante pasar más tiempo en casa y tener menos contacto con otras personas, pero después de un tiempo podría volverse incómodo si estás acostumbrado a estar rodeado de gente. Y eso sin mencionar que la falta de actividad física es perjudicial para tu salud.

Si quieres agregarle un poco más de movimiento y compañía los trabajos desde casa por internet, puedes optar por espacios de co-working en los que compartas oficina con otras personas. Esto no solo te ayudará a estar más activo, sino que también es una buena solución si te cuesta mucho concentrarte en casa.

5. Riesgo de trabajar de más

A veces, separar el “tiempo de casa” de las horas de trabajo puede resultar bastante complicado. Sobre todo si no has acondicionado tu propia oficina.

Cuando trabajas desde casa, es muy común que se te vaya el tiempo rápidamente. Por eso es fundamental respetar tu jornada laboral y tomar descansos para que no se te hagan las 2:00am sin darte cuenta. Ese estilo de vida te va a traer mucho estrés en el futuro, así que es mejor evitarlo desde temprano.

Trabajos desde casa por internet
Foto de Oleg Magni en Pexels

¿Quieres trabajar desde casa?

El mundo está cambiando, y cada vez hay más oportunidades de empleo remoto. Además, si algo aprendimos del 2020 es que definitivamente podemos (y tenemos que) adaptarnos a la vida online.

programa de afiliados, trabajos desde casa por internet

Por eso, si estás buscando una forma de generar ingresos desde la comodidad de tu hogar, únete a nuestro Programa de Afiliados para empezar a ganar dinero completamente por internet.

Disfruta de clientes y comisiones de por vida, además de pagos mensuales y muchos más beneficios.

¡Contáctanos para más información!

Ir arriba