Cómo trabajar por internet y no morir (de hambre) en el intento

Trabajar desde casa es un reto. Claro que es cómodo y tiene muchísimos beneficios, pero también tiene unos cuantos detallitos difíciles de tratar. Entre las cosas más duras están: saber manejar tu tiempo, llevar varios proyectos simultáneamente y, sobre todo, administrar tus ganancias. Es por eso que hemos preparado esta guía rápida sobre cómo trabajar por internet y no morir (de hambre) en el intento.

Porque sí, trabajar desde casa es una maravilla hasta que te das cuenta de que hay temporadas de poco ingreso… y vaya que es difícil lidiar con la incertidumbre.

Cómo trabajar por internet: primeros pasos

Antes que nada, hablemos de qué opciones hay en el mercado y qué deberías considerar si es la primera vez que trabajas por internet.

Probablemente ya sabes cuáles son tus habilidades y qué te gustaría hacer. Quizás solo te interesa buscar trabajos para hacer en casa sin tener que dejar tu empleo fijo, o puede que tu meta sea trabajar enteramente por internet.

Cualquiera que sea tu situación, es importante que tengas claro lo que quieres, porque deberás ajustar tu búsqueda de trabajo en función a tu disponibilidad y las demás responsabilidades que tengas encima.

No todos los trabajos te permiten tener total libertad de tu tiempo. Hay empleos remotos en los que debes cumplir horarios, y quizás algo así no te convenga. Son cosas que debes considerar.

Hay muchísimas plataformas de trabajo freelance donde puedes empezar a buscar proyectos cortos o de larga duración. Upwork es una de las más importantes, y en ella puedes encontrar empleos de todo tipo y en distintas modalidades. Incluso puedes crear relaciones a largo plazo con clientes de cualquier parte del mundo y tener ingresos fijos con ellos.

Por cierto, aquí te dejamos un post con todo lo que debes saber para empezar a trabajar desde casa.

Sin embargo, hay otras vías de ganar dinero de manera independiente que no necesariamente implican trabajar con clientes. Puedes llevar un blog, crear contenido y ofrecer material exclusivo (ideal para artistas y creativos que ya tienen una base de seguidores), vender cursos, etc.

Una vez que sabes lo que tienes para ofrecer y en qué plataformas apoyarte, viene lo más difícil: manejar tu tiempo y ganancias.

Cómo trabajar por internet y alcanzar estabilidad financiera

Digamos que el mundo funciona de manera muy simple: tienes un trabajo, ganas un salario mensual, y con eso cubres lo necesario para vivir, pagar impuestos y ahorrar (y si no ahorras, ¡es momento de empezar!).

ahorro
Fuente: Pexels / Skitterphoto

Ahora, cuando trabajas por internet puede que la cosa sea más difusa, pero al final es lo mismo. La única diferencia es que tienes algunas comodidades extra, independencia, y varios clientes. Ahí es donde debemos ser cuidadosos, porque nuestro ingreso mensual va a variar, y eso puede asustarnos un poco.

Cuando trabajas como independiente debes pensar en ti mismo como un negocio. Aquí estás por tu cuenta, y para crecer profesionalmente no solo necesitas talento y disciplina, sino que también debes saber venderte, organizar tus proyectos, fijar metas y administrar el dinero para poder llevar la vida que quieres y seguir creciendo en el proceso.

La mayoría de la gente piensa que no hay estabilidad al trabajar de manera independiente… y hay algo de verdad en eso.

Trabajar desde casa es aceptar que tendrás altos y bajos todo el tiempo, por lo que necesitas aprender a administrar tus ganancias inteligentemente.

Recuerda: ¡eres un negocio!

Por eso, si quieres saber cómo trabajar por internet y tener estabilidad financiera, sigue estos consejos:

1. Mantén seguimiento de tus ingresos y egresos para establecer un presupuesto mensual

Esto es primordial para cualquier persona, independientemente de si tiene ingresos fijos o no.

Sin embargo, cuando trabajas por tu cuenta, debes manejar tu dinero con mucho cuidado para no vivir en la incertidumbre tremenda de no saber si podrás pagar la renta al final de cada mes.

Al llevar un registro de tus ganancias y todos tus gastos, sabrás cuánto dinero gastas cada mes y en qué. Además, te permitirá saber el estado de tu cuenta en todo momento y te ayudará a establecer el presupuesto que necesitas para llevar el estilo de vida que quieres.

Nota: ojo con esto último porque lo hablaremos más adelante, y es vital para trabajar desde casa como un profesional.

Para hacer este seguimiento puedes utilizar aplicaciones como Wallet, Bluecoins, 1Money o DollarBird. También, si prefieres algo más personal, puedes armar una hoja de cálculo sencilla donde categorices tus gastos y organices todas tus transacciones por fecha.

Fuente: Pexels / Pixabay

2. Crea una cuenta bancaria solo para el trabajo

Hay mucho que decir sobre cómo trabajar por internet y separar tu vida profesional de la personal. Tener cuentas bancarias distintas es una forma de hacerlo, y además te ayudará a tener más orden en tus finanzas.

Tener una cuenta específicamente para el trabajo te permite llevar un mejor registro de todo el dinero que ganas y lo que reinviertes en tu vida profesional; tu negocio.

Dicho de otra forma, ves todo lo que generas con tus clientes, lo que se transforma en ganancias directas para ti, y lo que queda para seguir creciendo profesionalmente sin que tus transacciones personales “empañen” toda esa vista.

Además, te ayudará a tomarte con más seriedad tu trabajo y es fundamental para el siguiente punto:

3. Págate un salario mensual (sin importar cuánto dinero extra hayas ganado en un mes)

Una de las cosas más difíciles de trabajar desde casa es que el dinero que ganes todos los meses dependerá de cuántos clientes tengas.

Por eso, es importante determinar el presupuesto que necesitas mensualmente para mantener (o mejorar) tu estilo de vida.

Así, en función a eso, puedes establecer el salario que debes ganar para conseguir esa estabilidad que tanto quieres, y que es posible.

Entonces, si al final de un buen mes ganaste tres veces la cantidad de dinero que necesitas mensualmente, mantienes ese dinero guardado en tu cuenta del trabajo para próximos pagos en caso de que el mes siguiente estés corto de proyectos.

Saber manejar tus finanzas es la verdadera respuesta a cómo trabajar por internet sin vivir mes a mes.

Fuente: Pexels / Pixabay

La gente de Hammock, un servicio para ayudar a los nuevos freelancers a tener estabilidad financiera, propone un sistema que nos parece bastante útil.

Ellos plantean que todo freelancer debe calcular su “runway”. Tu runway es la cantidad de meses que puedes pagarte un salario fijo sin importar cuánto dinero extra hayas ganado.

Saber tu runway te permitirá entender cuándo debes buscar nuevos clientes, te dará la libertad de tomarte vacaciones de vez en cuando e, incluso, de rechazar proyectos que no te gusten.

Al final, es una herramienta para trabajar desde casa sin sentir que debes aceptar todo lo que encuentres porque no sabes cuándo te quedarás sin clientes.

4. Trabaja en varios proyectos al mismo tiempo

cómo trabajar por internet
Fuente: Pexels / Startup Stock Photos

Muchos freelancers tienen un cliente grande (o, incluso, un trabajo remoto fijo), que es su principal fuente de ingresos. Adicional a eso, tienen otros proyectos más pequeños que consumen menos tiempo y les permiten generar un dinerito extra cada semana.

Podríamos decir que esa es una situación ideal porque te da una base sólida para calcular tu runway. Sin embargo, es importante que siempre estés involucrado en varios proyectos para que tu estabilidad financiera no dependa de un solo cliente. Porque cuando eso se acabe, pues… probablemente la pasarás mal por un rato.

Ahora, ya sabemos que una forma de lidiar con la incertidumbre de trabajar por internet es tener varios trabajitos al mismo tiempo, pero… ¿cómo nos organizamos para cumplir con todo?

Bien, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo trabajar por internet en varios proyectos:

  • Planifica tus proyectos en partes, con metas claras. Haz un boceto de todo lo que debes hacer para cumplir un proyecto y, en función a eso, armas una lista de metas para llegar al producto final. Así, podrás seguir el progreso de cada uno y te sentirás más ligero al momento de sentarte a trabajar porque te vas a enfocar en una meta pequeña a la vez.
  • Dedica días específicos para cada proyecto. Esto te puede ayudar a tener mayor orden en cómo divides tus horas de trabajo cada semana y es muy útil si estás trabajando en varios proyectos relativamente largos.
  • Haz listas de tareas y revisa tu progreso en cada proyecto al final del día. Plantéate tareas diariamente. Por favor, que sean realistas; no esperes hacer 548616 cosas en un día y luego sentirte mal porque no lo conseguiste. Puedes tener 2 tareas grandes y unas 3 tareas más pequeñas, por ejemplo.
cómo trabajar por internet, organización
Fuente: Pexels / Breakingpic

Luego, al final del día, dedica un tiempo para revisar el estado actual de tus proyectos. De esta manera sabrás en qué debes enfocarte para entregar a tiempo todos tus trabajos.

  • No tengas miedo de pedir extensiones o buscar ayuda. A veces tendrás temporadas de mucho trabajo y los días se te harán muy cortos; es normal. En estos casos, no dudes en pedir extensiones o dividirte el trabajo (y la paga) con algún compañero. Lo que no debes hacer es dejar pasar los deadlines sin dar explicaciones.

Para finalizar…

Los trabajos desde casa no son fáciles de llevar. Por ello, lo primero que necesitas para ser exitoso es tener la mentalidad correcta. Al final, todo se resume en disciplina, constancia y planificación.

Y sí… es posible vivir bien y en completa tranquilidad siendo independiente.

Ir arriba