Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Hoy en día, todos quieren tener su propio negocio, y gracias al internet, hay un montón de canales y herramientas para hacerlo despegar. Pero, antes de lanzarte al vacío con cualquier idea, debes conocer distintos tipos de emprendimiento para entender con cuál te identificas más.

Saber cuál es tu tipo de emprendimiento no solo te ayudará a definir objetivos a largo plazo, sino que también te permitirá crear planes de negocio más sólidos. Además, te abrirá la puerta a posibles alianzas con otros emprendedores para crecer en conjunto. Al final, es un ejercicio de autoconocimiento que te traerá muchos beneficios.

Por esa razón, en este artículo hablaremos sobre 6 tipos fundamentales de emprendimiento y sus características.

¡Empecemos!

¿cómo clasificamos los tipos de emprendimiento?

Antes que nada, es importante aclarar que existen varias maneras de clasificar los modelos de emprendimientos.

Por un lado, podríamos hablar de dos grandes áreas:

  • Emprendimientos públicos: financiados y llevados a cabo por entes públicos del Estado a través de sus agencias de desarrollo. Generalmente, su misión es solventar problemas de un sector de la población o mejorar aspectos de infraestructura, leyes, o servicios.
  • Emprendimientos privados: financiados y desarrollados por empresas privadas o personas individuales que quieran iniciar un negocio. En este caso, los negocios pueden variar bastante, pero comparten la misma misión de pensar en soluciones innovadoras para atender necesidades de un nicho de la población.

Ahora bien, más allá de esas dos grandes diferencias, podríamos clasificar los emprendimientos de acuerdo a la industria en que se desenvuelven, el tamaño del negocio, el tipo de producto o servicio que ofrecen, e incluso por su nivel de innovación.

Para efectos de este artículo, hicimos una clasificación de 6 tipos de emprendimiento en función de su naturaleza y modelo de negocio. Dichas categorías conforman los principales tipos de compañías que existen hoy en día, y se ajustan a distintos perfiles de emprendedores e industrias.

¿Cuáles son los 6 tipos de emprendimiento principales?

En líneas generales, podemos resumir los tipos de negocios o emprendimientos de la siguiente manera:

  1. Pequeña empresa
  2. Emprendimiento escalable
  3. Gran empresa
  4. Emprendimiento social
  5. Emprendimiento incubador
  6. Negocio espejo o de imitación

Por supuesto, antes de definir las características de cada uno, recordemos que la base de cualquier emprendimiento está en desarrollar soluciones efectivas para problemas o necesidades de un sector. Esto puede abarcar desde la creación y comercialización de un producto o servicio, hasta organizaciones sociales que hacen trabajo comunitario.

De más está decir que todos los emprendimientos conllevan riesgos y requieren de una administración de recursos adecuada para asegurar rentabilidad en el tiempo.

Dicho esto, vamos a definir nuestros 6 tipos de emprendimiento:

Pequeña empresa

tipos de emprendimiento

Una pequeña empresa es un emprendimiento local con un número reducido de trabajadores. Estas empresas están financiadas por sus propios dueños y no aspiran a convertirse en grandes corporaciones. Más bien, su meta principal es desarrollar un modelo de negocio sustentable que les permita mantenerse estables en el largo plazo.

Algunos ejemplos de pequeñas empresas son los negocios familiares como restaurantes, panaderías, pastelerías, tiendas, etc.

Según varios estándares latinoamericanos y europeos, las empresas pequeñas suelen tener entre 11 y 50 empleados. Todo lo que esté por debajo de ese rango, calificaría como microempresa. Por otro lado, las empresas medianas son aquellas que reúnen entre 51 y 250 trabajadores.

Comúnmente, las empresas pequeñas y medianas se asocian dentro de un mismo conjunto, y se les llama pymes. Además, a veces se usa el término mipyme, que es un acrónimo de microempresa, pequeña, y mediana empresa.

Las pymes son fundamentales para una economía saludable en cualquier país. Como tienen una estructura pequeña, se pueden adaptar más fácilmente a distintos contextos. Asimismo, ofrecen productos y servicios más individualizados que las grandes corporaciones y crean una importante fuente de empleo para una determinada región.

Emprendimiento escalable

Como su nombre lo indica, los emprendimientos escalables inician como pequeños negocios con miras a convertirse en empresas más grandes. Usualmente, empiezan como startups con una premisa innovadora, capaz de cautivar la atención de inversores de riesgo.

Estos tipos de emprendimiento buscan un crecimiento rápido y sostenido, y requieren mucho capital y un plan de acción definido y replicable para conseguirlo. Por eso es importantísimo conseguir financiamiento de inversores externos, pues son ellos quienes aportan los recursos necesarios para asegurar ese desarrollo en el menor tiempo posible.

Generalmente, estos negocios suelen estar relacionados con la industria de la tecnología y el desarrollo de software.

Por ejemplo, muchas empresas de Silicon Valley tienen un modelo de negocio escalable. Lo mismo ocurre con compañías como Rappi, Airbnb, o Glovo, al igual que con aplicaciones móviles y emprendimientos digitales que pueden escalar y llegar a nuevos mercados rápidamente.

tipos de emprendimiento

Gran empresa

Una gran empresa es una compañía con más de 250 empleados y un volumen de facturación anual mayor a 50 millones de euros. Obviamente, estas empresas tienen un modelo de negocio gigante y suelen tener presencia internacional.

Las grandes empresas no son como otros tipos de emprendimiento y tampoco son tan comunes como las pymes. Son compañías con una estructura más compleja y manejan unos números mucho más grandes que requieren de profesionales que puedan lidiar con ello.

También, el objetivo principal de estas empresas es crecer y mantenerse relevantes en el largo plazo. Para ello, deben invertir bastante capital en investigación del mercado, desarrollo e innovación en sus productos. Entonces, es común que surjan empresas secundarias para llegar a nuevos nichos de mercado.

Un claro ejemplo de esto último es Amazon. Aparte de su servicio de comercio electrónico, Amazon ha entrado en otras industrias como tecnología, entretenimiento y más. Algunos de los subproductos más conocidos de esta empresa incluyen Amazon Prime Video, Alexa, y Amazon Kindle.

Emprendimiento social

emprendimiento social

Estos tipos de emprendimiento pueden ser públicos o privados, y tienen como objetivo solucionar problemas sociales o ambientales en pro de una comunidad. Dicho de otro modo, son organizaciones sin fines de lucro que nacen con la intención de ayudar a otros y generar un impacto positivo para la sociedad.

Hay muchísimas instituciones dedicadas al trabajo social y relacionadas con causas benéficas de distinta naturaleza. Por ejemplo, puede haber emprendimientos sociales en sectores como salud, educación, cultura, derechos humanos, conciencia ambiental, y protección de animales— solo por mencionar algunos.

En vista de que estos emprendimientos buscan promover un cambio o mejoría en la sociedad, deben tener un sólido plan de negocio y financiamiento que les permita llevar a cabo sus proyectos. Por lo tanto, dependen mayormente de donaciones y alianzas con otras empresas y organizaciones.

Emprendimiento incubador

Un emprendimiento incubador (o incubadora de empresas) es un tipo de emprendimiento que apoya a otras empresas emergentes. En líneas generales, es una compañía que destina tiempo y capital a investigar necesidades recurrentes (no emergentes) en nichos específicos de mercado para desarrollar modelos de negocio innovadores y rentables.

Igualmente, más allá de la investigación e inversión para apoyar a otras empresas, los incubadores ofrecen otros beneficios. En principio, se destacan por brindar asesoría, coaching, y herramientas para hacer networking, además de prestar espacios y telecomunicaciones para otros proyectos.

En resumen, estos tipos de emprendimiento ofrecen asesoría y capital para diseñar y desarrollar empresas ajenas, siempre y cuando resulten rentables y respondan a una necesidad del mercado. Para mantenerse, reciben apoyo de empresas privadas, gubernamentales, o instituciones educativas.

Negocio espejo o de imitación

En términos sencillos, un negocio espejo se basa en vender productos que ya existen y tienen éxito en el mercado. Para entender este concepto con más claridad, podemos hablar de las franquicias.

Al adquirir una franquicia, no hay nada de innovación, sino que se sigue el modelo de negocio ya establecido por una empresa bien posicionada previamente. Es una apuesta mucho más segura para percibir ganancias rápidas sin necesidad de desarrollar una idea desde cero. Sin embargo, se necesita bastante capital para tomar esta opción.

Por su parte, imitar un producto exitoso en el mercado es otra definición de negocio espejo. En este caso, se parte de una idea ya existente para producir una nueva versión de un producto o servicio conocido para tener un crecimiento rápido.

Esta última puede ser una manera de emprender ahorrándote los primeros meses de ensayo y error. Solo tienes que estudiar el modelo de negocio de otra empresa y replicarlo.

Cabe acotar que, si piensas imitar un producto ya existente, debes pensar en detalles adicionales y mejoras que aporten valor a tu propuesta. Esto no se trata de plagiar o copiar al 100% otras marcas. ¡Sé responsable!

¿Cuál es tu tipo de emprendimiento?

tipos de emprendimiento

Como ves, estos 6 tipos de emprendimiento tienen características particulares y requieren de un enfoque y plan de trabajo distinto. Saber reconocer cada uno y entender cuál es el que se ajusta a tus intereses y expectativas es vital para armar un modelo de negocio sólido y rentable.

Aunado a ello, lo más recomendable es asesorarse con profesionales para administrar tus recursos y desarrollar un buen plan de negocio.

Por último, no olvides que la clave del éxito para cualquier emprendimiento está en cuatro factores fundamentales: autoconocimiento, disciplina, constancia, y creatividad.

¿Quieres saber más sobre emprendimiento? ¡Empieza por aquí!

Si te gustó este post y quieres saber más sobre cómo emprender, te dejamos esta lista completa de artículos para ayudarte a dar tus primeros pasos:

Emprendimiento 101: todo lo que debes saber para empezar tu negocio

Qué es emprendimiento y por qué es importante para la sociedad

¿cómo emprender con poco dinero? 7 pasos para lograrlo

¿Qué es ser emprendedor? – Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

10 habilidades claves para ser una persona emprendedora

Las 10 características de un emprendedor exitoso

Qué es emprender: mitos y realidades sobre la vida de un emprendedor

Tipos de emprendedor: ¿cuál eres tú?

15 herramientas gratuitas para personas emprendedoras

Diferencia entre emprendedor y empresario: ¿son lo mismo?

Tipos de emprendedores digitales e ideas de negocios online

10 películas para emprendedores que buscan inspiración

5 errores comunes en el emprendedurismo y cómo evitarlos

7 características del emprendedor que NO pueden faltar en tu perfil

Ideas emprendedoras para crear un negocio rentable en 2022

¿Qué es la cultura emprendedora y por qué es importante?

cómo ser emprendedor y no tirar la toalla a mitad de camino

7 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

Creatividad: la principal característica de una persona emprendedora

Emprendimiento empresarial: ¿cómo iniciar un negocio?

8 claves para definir el perfil del emprendedor exitoso

Espíritu emprendedor: ¿qué es y cómo desarrollarlo?

10 valiosas lecciones de negocio de emprendedores exitosos

7 películas de emprendedores para ver en Netflix

Características del emprendimiento social y su impacto en la sociedad

Ir arriba