Tipos de emprendedor: ¿cuál eres tú?

A la hora de emprender, cada persona tiene una actitud distinta frente a los retos que eso implica. A pesar de que exista una cultura emprendedora o unas características generales de cómo “debe” ser un empresario, la realidad es que hay diferentes tipos de emprendedor. Por supuesto, cada uno con sus fortalezas y debilidades.

Reconocer qué tipo de emprendedor eres te ayudará a identificar tus cualidades y puntos a mejorar. Así, podrás utilizar todo esto a tu favor para impulsar tu negocio.

¡Comencemos!

¿Cuáles son los tipos de emprendedor?

En principio, debes saber que no hay una única manera de categorizar emprendedores, sino que dependerá del contexto. Según distintos autores y fuentes, podríamos hacer varias clasificaciones en función de los siguientes aspectos:

  1. El tipo de producto o servicio que ofrecen.
  2. Su modelo de mercado.
  3. La actitud frente al riesgo que tengan o su personalidad como empresario.

En el primer caso, las diferencias entre emprendedores vienen dadas por la industria en la que se desenvuelven. Por ejemplo, si tienes un emprendimiento sobre tecnología, entonces eres un emprendedor tecnológico (o digital si incluye el mundo del internet y las redes sociales). Sin embargo, esta forma de clasificación puede quedarse muy corta, pues hay emprendedores que se mueven en distintos mercados.

Si nos vamos por las diferencias en función del modelo de mercado, podríamos hablar de tipos de emprendimiento más que de emprendedores— y aquí hablaríamos de las pymes, grandes empresas, negocios escalables, etc. Si quieres saber más sobre esta clasificación, revisa el siguiente artículo: Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Por último, en el tercer caso, la clasificación de emprendedores se da de acuerdo a su personalidad o al enfoque que tienen para su empresa. Y es aquí donde vale la pena extendernos, pues si logras identificarte con algún perfil en específico, será más sencillo para ti reconocer qué puedes mejorar y qué cualidades aprovechar para llegar más lejos.

Para efectos de este artículo, vamos a hablar de 7 tipos de emprendedor. A continuación, vamos a hablar de las características principales y recomendaciones para cada uno.

7 tipos de emprendedor y sus características

Estas categorías están determinadas por distintos enfoques para hacer negocio que comparten varios emprendedores. Además, involucran una serie de características de la personalidad, situación económica, y habilidades que ayudan a definir más claramente las diferencias entre cada uno.

Empecemos con el primero:

Emprendedor visionario

idea, tipos de emprendedor

Este tipo de emprendedor es aquel que piensa en grande y está un paso más adelante que los demás. Sus ideas son innovadoras y su intención principal es generar un cambio para el futuro. Su foco no está en crear ganancias inmediatas con alguna versión de un producto o servicio ya existente, sino de adelantarse a las tendencias para crear una propuesta fresca que genere un impacto a largo plazo.

A veces, los emprendedores visionarios pueden empezar con muy pocos recursos, pero siempre con grandes expectativas y muchísima creatividad. Igualmente, son atrevidos y confiados; no temen tomar riesgos para desarrollar sus ideas y estrategias de mercado.

Recomendaciones para emprendedores visionarios

  • Utiliza tu visión como motor para convertir tus sueños en planes accionables. No te quedes solo en las ideas que tienes en mente.
  • Establece objetivos a corto, mediano, y largo plazo. Especifica tiempos de realización y recursos para conseguirlos.
  • Asesórate con profesionales para llevar a cabo tus proyectos manteniendo la salud económica del negocio.
  • Conforma un equipo capaz con gente talentosa que complemente tus habilidades.

Emprendedor inversionista

dinero

De todos los tipos de emprendedor, los inversionistas son de los que tienen mayor capital y olfato para las oportunidades— y quizás, también, son los más ambiciosos. Estos emprendedores no se enfocan necesariamente en un negocio propio, sino en invertir recursos para financiar y desarrollar proyectos con alto potencial económico.

El interés de estos emprendedores está en invertir y mover su dinero para generar mayores beneficios en el largo plazo. Son empresarios natos y buscan crecimiento de su capital y generación de nuevas oportunidades, pero sin interés en liderar negocios directamente.

Recomendaciones para emprendedores inversionistas

  • Estudia bien los riesgos para tomar las decisiones más sanas para tu bolsillo y el crecimiento de los negocios en los que te involucres.
  • Asesórate con profesionales de administración y otras áreas legales para manejar inteligentemente tus finanzas.
  • Reconoce tus límites y deja el ego a un lado. A veces, la decisión más sensata es abandonar un proyecto sin futuro, sin importar cuánto hayas invertido previamente o cuánto hayas creído en él.

Emprendedor oportunista

El emprendedor oportunista está constantemente cazando oportunidades de negocio y sabe reconocer problemas o necesidades para plantear soluciones efectivas y obtener beneficios. Siempre está atento a lo que ocurre a su alrededor para aprovechar circunstancias o cambios en el mercado que les permitan adaptarse y crecer.

Estos emprendedores actúan rápido y su principal intención es generar ganancias en el mediano plazo. Igualmente, son muy observadores y versátiles, y tienen la capacidad de rediseñar un producto o servicio para ajustarlo a nuevas necesidades de los consumidores.

Recomendaciones para emprendedores oportunistas

  • Sabes muy bien detectar oportunidades en situaciones complejas o necesidades desatendidas en un nicho de la población. Pero, para que tus proyectos funcionen, necesitas crear un plan de negocio realizable y sostenible en el tiempo.
  • Ten muy buena planificación financiera y asesórate con profesionales para crear proyectos de valor.
  • Define un propósito que te ayude a darle más valor a tu proyecto. No te quedes solo con la oportunidad latente que viste en el mercado; ve más allá y crea un negocio con el que te sientas motivado.

Emprendedor intuitivo

emprendedor intuitivo

Como su nombre lo indica, este tipo de emprendedor se deja llevar por su intuición a la hora de hacer negocios. Tiene amplia experiencia en los negocios y sabe cómo funciona el mercado para entender cómo actuar y sacar ventaja de él.

Un emprendedor intuitivo es bastante confiado y suele tener mucha visión y habilidad para administrarse y afrontar riesgos. Sin embargo, a veces su ego puede jugarle en contra, por lo que debe buscar apoyo antes de tomar decisiones.

Recomendaciones para emprendedores intuitivos

  • Busca un socio o un equipo de trabajo que te ayude a analizar riesgos y tomar decisiones.
  • Aprovecha tu capacidad de identificar oportunidades y transforma tus ideas de negocio en proyectos que generen impacto en la sociedad en el largo plazo. Así, podrás asegurar un crecimiento sostenido en el tiempo.

Emprendedor social

A diferencia de otros tipos de emprendedor, un emprendedor social se mueve por una causa benéfica y no por un interés económico. Su principal esfuerzo está en crear organizaciones sociales, ambientales, cívicas o políticas en pro de solucionar necesidades o problemas de una comunidad y contribuir a un cambio positivo.

Estos emprendedores dependen de donaciones o financiamiento de otras instituciones (sean privadas o del Estado) para llevar a cabo sus proyectos.

Recomendaciones para emprendedores sociales

  • Crea alianzas con otras organizaciones o fundaciones que te permitan desarrollar proyectos de alto impacto para colaborar a tu causa.
  • A la hora de buscar financiamiento, no pierdas el foco de tu ONG o emprendimiento. Siempre recuerda cuál es tu propósito a la hora de establecer acuerdos.
  • Construye un equipo con talentos y capacidades que te ayuden a crecer y crean en tu iniciativa.
  • Crea campañas de crowdfunding y diseña eventos o programas de servicios que te permitan generar el capital necesario para desarrollar tus proyectos.

Intraemprendedor

tipos de emprendedor

Los intraemprendedores son un tipo de emprendedor que desarrolla un nuevo negocio, producto o servicio estando dentro de una compañía existente. En otras palabras, son empleados con espíritu emprendedor que crean nuevas ideas de negocio como parte de la empresa donde trabajan para impulsar su crecimiento.

Un intraemprendedor puede aportar muchísimo valor para la empresa en la que trabaja, pues tiene la habilidad de identificar nuevas oportunidades, diseñar, adaptar, o perfeccionar productos y así generar mayores beneficios para la compañía. Además, cuenta con el apoyo financiero y logístico de la empresa para dar vida a esas ideas.

Recomendaciones para intraemprendedores

  • Aprovecha el apoyo y financiamiento como una oportunidad de aprender a manejar un nuevo negocio para crear tu propio emprendimiento en el futuro.
  • Sé transparente a la hora de hablar con tus empleadores sobre tu proyecto y las expectativas que tienes con él.
  • Reconoce tu propio valor como empleado. Las ideas tienen valor, y presentar un proyecto secundario para la compañía es una puerta abierta a incrementar tu salario y crecer profesionalmente.

Emprendedor especialista

Este tipo de emprendedor busca rentabilizar sus conocimientos técnicos y experiencia sobre un área específica. En esta categoría entran los freelancers o cualquier profesional que se dispone a crear su propia empresa luego de haber construido una carrera previa.

Por ejemplo, un psicólogo que decide crear su marca personal para ofrecer sus servicios a través de las redes sociales es un emprendedor especialista. Y así ocurre con diseñadores, abogados, fisioterapeutas, escritores, etc. Cualquiera que tenga la intención de monetizar sus conocimientos, y verse a sí mismo como una empresa, entra dentro de esta definición.

Recomendaciones para emprendedores especialistas

  • Busca formación en administración o finanzas para entender cómo manejar un negocio por cuenta propia.
  • Trabaja en desarrollar una marca personal y construir una comunidad en redes sociales para llegar a más clientes.
  • Piensa en ti mismo como una compañía, con todos los retos y disciplina que eso implica.
tipos de emprendedor

Conclusiones sobre los tipos de emprendedor

Parte importante de ser emprendedor es pasar por un proceso de autoconocimiento. Cuando logras identificar tu tipo de emprendedor, puedes aprovechar mejor tus aptitudes y trabajar tus puntos débiles para crecer personal y profesionalmente. Al final, todo esto sirve para un único propósito: ¡impulsar tu negocio!

¿Quieres saber más sobre emprendimiento?

Si estás emprendiendo un negocio o quieres empezar pero necesitas una guía, ¡revisa nuestros artículos!

Emprendimiento 101: todo lo que debes saber para empezar tu negocio

Qué es emprendimiento y por qué es importante para la sociedad

¿cómo emprender con poco dinero? 7 pasos para lograrlo

¿Qué es ser emprendedor? – Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

10 habilidades claves para ser una persona emprendedora

Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Las 10 características de un emprendedor exitoso

Qué es emprender: mitos y realidades sobre la vida de un emprendedor

15 herramientas gratuitas para personas emprendedoras

Diferencia entre emprendedor y empresario: ¿son lo mismo?

Tipos de emprendedores digitales e ideas de negocios online

10 películas para emprendedores que buscan inspiración

5 errores comunes en el emprendedurismo y cómo evitarlos

7 características del emprendedor que NO pueden faltar en tu perfil

Ideas emprendedoras para crear un negocio rentable en 2022

¿Qué es la cultura emprendedora y por qué es importante?

cómo ser emprendedor y no tirar la toalla a mitad de camino

7 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

Creatividad: la principal característica de una persona emprendedora

Emprendimiento empresarial: ¿cómo iniciar un negocio?

8 claves para definir el perfil del emprendedor exitoso

Espíritu emprendedor: ¿qué es y cómo desarrollarlo?

10 valiosas lecciones de negocio de emprendedores exitosos

7 películas de emprendedores para ver en Netflix

Características del emprendimiento social y su impacto en la sociedad

Ir arriba