cigarettes, ashtray, money-621346.jpg

¿cómo emprender con poco dinero? 7 pasos para lograrlo

Así que quieres emprender, pero no tienes mucho dinero. Sientes que todo está muy lejano y que no hay manera de iniciar un negocio próspero sin capital.

¡No te preocupes! Aún hay mucho que puedes hacer.

Si bien es cierto que para ganar dinero hay que invertir dinero, existen maneras de emprender con recursos escasos. No necesitas ser millonario ni tener una fila infinita de inversores para dar tus primeros pasos como emprendedor. Con lo poco que tengas es suficiente.

Dicho eso, en este artículo te explicaremos cómo empezar tu propio negocio con lo mínimo, además de algunas ideas rentables que puedes probar.

1. Define tus razones para emprender

emprender

Antes que nada, pregúntate por qué quieres emprender (y por qué no hacerlo). Hazte preguntas sencillas y trata de pensar en cuáles son tus motivaciones para empezar un negocio. Si la respuesta es que quieres ganar dinero rápido y fácil, pues es mejor que vayas pensando en otra forma de conseguirlo. Siendo honestos, iniciar un emprendimiento requiere tiempo y sacrificio, sobre todo cuando no tienes mucho capital inicial.

Todo buen emprendedor es un alma creativa, apasionada, proactiva y con deseo de superación. Aprovecha esa energía y define qué quieres lograr con tu idea de negocio y cuáles son tus metas a largo plazo.

Tus razones pueden ser muy variadas. Algunos emprenden para conseguir libertad financiera, otros para cumplir un sueño de vida, y otros para aportar algún valor a las demás personas. Lo importante es que determines qué es lo que te mueve para poder fijar objetivos profesionales más adelante.

2. Determina qué quieres ofrecer y cuáles son tus recursos

No todos los que queremos emprender tenemos la idea clara desde el principio, aunque tengamos las ganas. Entonces, si todavía no sabes qué ofrecer, empieza por hacer una lluvia de ideas.

De acuerdo a tus intereses y motivaciones, escribe una lista de distintos tipos de negocio o ideas de productos o servicios que te gustaría vender. Empieza por cosas sencillas y realistas según la posición en la que estás.

Por ejemplo, si te gusta ilustrar y tienes facilidad para las manualidades, puedes montar un negocio de libretas y tarjetas personalizadas con tus diseños. O, si tienes formación en áreas como administración, mercadeo o similares, puedes crear una pequeña consultora.

Obviamente, estas son solo ideas generales. Al final, todo dependerá de tus gustos, conocimientos y experiencias.

Esta etapa se resume en definir detalladamente tu idea de negocio. Para desarrollarla, considera los siguientes factores:

  • Habilidades y talentos: ¿qué sabes y puedes hacer bien?
  • Experiencia y conocimientos: ¿qué trabajos o estudios has tenido antes que puedan servirte para emprender? Piensa también en las áreas que dominas y las cosas que sabes mejor que la mayoría de la gente.
  • Recursos disponibles: ¿qué tienes a la mano que pueda ser útil para tu negocio? Piensa en materiales, máquinas, utensilios, dispositivos electrónicos, programas, y por supuesto, dinero.

Adicional a eso, necesitas pensar en un factor fundamental: tus contactos. Sin embargo, sobre eso hablaremos más adelante.

3. Estudia el mercado y haz un plan de negocio para emprender

emprender

Después de tener claro qué quieres hacer y qué tienes a mano, es momento de investigar a profundidad. Estudia el mercado que te interesa y evalúa tu competencia— porque sí, siempre vas a tener competencia. Enfócate en ofrecer valor al consumidor para destacar entre el montón.

Una vez que entiendes la industria en la que quieres entrar y el tipo de clientes que quieres atrapar, deberás pensar en un modelo de negocio rentable. Para ello, pregúntate qué tipo de empresa quieres formar, cuáles serían los canales de comunicación con tus clientes, y cuáles serían las fuentes de ingreso.

Ya con todo eso claro, viene el plan de negocio. Y no, esto no es lo mismo que el modelo de negocio.

En palabras sencillas, el plan de negocio es un documento extenso que detalla el funcionamiento completo de tu empresa y cómo está constituida. Dentro del plan de negocio debes definir tus valores de empresa, delimitar tu tipo de clientes, exponer tu modelo de negocio y plan de marketing, así como tus objetivos, estrategias, y estructura de costos. Piénsalo como tu biblia de empresa.

Tener un plan de negocio sólido te ayudará a pensar en maneras efectivas de buscar financiamiento, administrar tus finanzas y planificar acciones concretas para crecer. Especialmente cuando vas a emprender con recursos limitados.

4. Haz un presupuesto y fija objetivos

emprender, presupuesto

Cuando estás corto de dinero para iniciar un proyecto, necesitas un presupuesto muy bien planificado y metas financieras. Para emprender es clave aprender a manejar tu dinero inteligentemente, así que debes empezar por establecer tus prioridades.

Haz una lista de todas las cosas esenciales para tu emprendimiento y qué soluciones puedes conseguir con los recursos que ya tienes a tu disposición. Arma un presupuesto inicial tomando en cuenta tus recursos monetarios y todas las herramientas útiles que tengas a mano; no importa que sea reducido. Ve con calma y no te mortifiques por no contar con los equipos más complejos ni el capital más grande. Sácale el mayor provecho a lo que tienes y ¡usa tu creatividad!

Siempre es bueno que en tu plan de negocio incluyas objetivos financieros, estrategias para conseguir clientes y planes para lidiar con posibles problemas futuros. De este modo, y llevando un registro de tus acciones y resultados, pensarás en mejores y más efectivas maneras de aumentar tus ganancias.

Ahora bien, habrá algunos proyectos para los que necesariamente deberás invertir un dinero que no tienes. Dependiendo de la propuesta que tengas y el plan de negocio que hayas realizado, considera organizar una campaña de crowdfunding para conseguir fondos. Para esto puedes usar alguna plataforma centrada en apoyar emprendedores y creativos, como Indiegogo.

Luego, a medida que vayas avanzando, la experiencia te dará más pistas sobre la dirección que debes seguir con tu emprendimiento.

5. Usa tus contactos

Al momento de iniciar cualquier emprendimiento, es súper importante pensar en amigos o conocidos que puedan ayudarte a hacer realidad tu negocio. Ya sea que estés buscando socios, alianzas, asesoría, o que simplemente conozcas a alguien que tiene algo que necesitas, los contactos son esenciales para avanzar con pasos más largos y seguros.

Todos conocemos a alguien que puede aportarnos algo, así que no dudes en tocar esas puertas.

Igualmente, emprender también implica hacer networking. Cualquier empresa, de cualquier tamaño, necesita construir relaciones fuertes para mantenerse en el tiempo. Y esto es todavía más importante cuando no tienes mucho capital inicial, pues necesitas apoyo de externos.

Aprovecha las redes sociales y plataformas como LinkedIn para dar a conocer tu propuesta y relacionarte con nuevas personas. Ten siempre a la mano tu plan de negocio cuando le vayas a vender tu idea a un potencial inversor o aliado. ¡Nunca sabes cuándo podría surgir una buena oportunidad!

6. Crea alianzas con otros emprendimientos

emprender

Esto es parte de saber hacer networking y sacar provecho de tus contactos. Cuando quieres emprender con poco dinero, trata de crear alianzas con otras marcas o empresas emergentes. Así, te darás a conocer y expandirás tu marca a un nuevo público más allá de tus conocidos.

Además, si tienes algún amigo o amiga que también es emprendedor, puedes plantear una posibilidad de intercambio para conseguir un primer impulso. Pero claro, siempre busca crear alguna propuesta que sea beneficiosa para todas las partes involucradas.

7. Aprovecha todas las herramientas gratuitas que tengas a mano

Como última recomendación, podemos resaltar que en internet tienes un montón de recursos gratuitos que puedes aprovechar para emprender. Por ejemplo:

  • Cursos online. Si necesitas formación o te interesa reforzar tus conocimientos en algún sector, puedes tomar cursos en plataformas como Coursera, Crehana, Domestika, EdX, Google Activate, Miríadax, y más. También, en HubSpot Academy puedes conseguir cursos sobre marketing digital, SEO y otras prácticas útiles para impulsar tu negocio online.
  • Herramientas de organización y gestión de equipos. Algunas apps conocidas: Slack para comunicarte con tu equipo, Trello y Todoist para llevar registro de tus avances, y por supuesto, Google Calendar.
  • Plataformas para crear tu propia página web. Si no tienes presupuesto para un dominio propio, puedes empezar en plataformas gratuitas como Wix, Squarespace, Jimdo o Weebly.
  • Redes sociales. Cuando no tienes mucho dinero para emprender, las redes sociales son tus mejores aliadas para dar a conocer tus productos y servicios sin invertir ningún centavo. Solo debes preocuparte por hacer contenido de calidad y entender cómo ejecutar estrategias de crecimiento dentro de ellas. Para ello, puedes empezar con algún curso gratuito sobre redes sociales o marketing digital.
  • Herramientas gratuitas de diseño. Canva es la mejor aplicación para hacer diseños rápidos, bonitos y funcionales para tu marca. Con ella, puedes crear tu logo y toda tu identidad gráfica mientras consigas el dinero suficiente para invertir en un diseñador profesional. Otras alternativas conocidas incluyen: Crello, Adobe Spark, Stencil, y Pablo by Buffer.

Ideas rentables para emprender con poco dinero

A continuación, te dejamos cuatro buenas ideas de negocio que puedes iniciar sin tener mucho capital. Lo mejor de estas alternativas es que puedes trabajar con los mínimos recursos e ir escalando paulatinamente:

  • Ofrecer servicios online: redacción, edición de video, consultoría, o cualquier otra habilidad que tengas. Con el tiempo, puedes evolucionar para montar tu propia agencia de contenidos o empresa.
  • Dropshipping: vender sin inventario a través de terceros. Si quieres saber cómo funciona este modelo de negocio, pasa por este artículo.
  • Vender galletas o dulces. Si te gusta la repostería, esta idea es genial porque puedes producir muchísimo con una inversión relativamente baja. En principio, trabajarías por pedidos promocionando tu marca en redes sociales, pero siempre dejando espacio para crecer.
  • Hacer una tienda de ropa usada o de upcycling. Si lo tuyo es la ropa y la costura, puedes hacer una tienda de segunda mano o incluso lanzar tu propia marca de upcycling. Lo bueno de esta segunda opción es que al hacer upcyling no solo estarías creando piezas únicas, sino que también contribuyes a un estilo de vida sustentable.

¿Buscas más consejos para emprender? ¡Empieza por aquí!

Si este artículo te resultó útil y te gustaría saber más sobre emprendimiento, revisa esta lista de posts para ayudarte a iniciar tu propio negocio:

Emprendimiento 101: todo lo que debes saber para empezar tu negocio

Qué es emprendimiento y por qué es importante para la sociedad

¿Qué es ser emprendedor? – Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

10 habilidades claves para ser una persona emprendedora

Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Las 10 características de un emprendedor exitoso

Qué es emprender: mitos y realidades sobre la vida de un emprendedor

Tipos de emprendedor: ¿cuál eres tú?

15 herramientas gratuitas para personas emprendedoras

Diferencia entre emprendedor y empresario: ¿son lo mismo?

Tipos de emprendedores digitales e ideas de negocios online

10 películas para emprendedores que buscan inspiración

5 errores comunes en el emprendedurismo y cómo evitarlos

7 características del emprendedor que NO pueden faltar en tu perfil

Ideas emprendedoras para crear un negocio rentable en 2022

¿Qué es la cultura emprendedora y por qué es importante?

cómo ser emprendedor y no tirar la toalla a mitad de camino

7 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

Creatividad: la principal característica de una persona emprendedora

Emprendimiento empresarial: ¿cómo iniciar un negocio?

8 claves para definir el perfil del emprendedor exitoso

Espíritu emprendedor: ¿qué es y cómo desarrollarlo?

10 valiosas lecciones de negocio de emprendedores exitosos

7 películas de emprendedores para ver en Netflix

Características del emprendimiento social y su impacto en la sociedad

Ir arriba