business, lady, woman-3560929.jpg

10 habilidades claves para ser una persona emprendedora exitosa

Toda persona emprendedora debe tener ciertas cualidades para triunfar. Emprender es un camino maravilloso y lleno de aprendizajes, pero también difícil y agotador. Por eso, debes dedicar tiempo a desarrollar herramientas que te ayuden a dar pasos más firmes. Y es precisamente por eso que estamos acá.

En este artículo, resumiremos las 10 principales habilidades que debes tener para ser un emprendedor exitoso.

¡Comencemos!

¿Qué necesitas para ser una persona emprendedora de éxito?

En líneas generales, una persona emprendedora debe tener habilidades y conocimiento en cuatro grandes áreas:

  • Comunicación y relaciones públicas
  • Negocios
  • Organización
  • Finanzas

Lo bueno es que no necesariamente debes ser un experto en la materia para empezar, siempre y cuando te rodees de profesionales que puedan asesorarte para tomar las mejores decisiones. Igualmente, en algunos casos deberás invertir un poco de dinero en formación adicional para adquirir competencias útiles que te permitan crecer más rápido.

Por supuesto, los cursos o certificaciones que necesites dependerán de tu área de trabajo, experiencia previa, intereses y educación. Sin embargo, si quieres algún punto de partida para entender cómo iniciar un negocio o crear una marca, puedes consultar los cursos abiertos de UniMOOC. Todos los cursos son completamente gratis y no necesitas registrarte en su base de datos.

Ahora bien, con eso claro, vamos a enfocarnos en las 10 cualidades esenciales que todo emprendedor debe tener:

1. Liderazgo

Una persona emprendedora debe tener la capacidad de ser buen líder. Al emprender debes asumir la enorme carga de formar equipos de trabajo, asignar responsabilidades, y coordinar todos los departamentos de tu nuevo proyecto. Obviamente, todo esto va más allá de decirles a otras personas qué hacer.

Para ser un buen líder, debes tener asertividad, empatía, determinación, y una comunicación fluida con los demás. Además, para ganarte el respeto de tu equipo, debes inspirar confianza y tener buenos valores humanos. Asegúrate de transmitir esa seguridad con tus acciones y hábitos, pues si no actúas en concordancia con lo que dices, tus empleados no te verán como una figura sólida a la cual seguir.

Por último, no olvides que, aunque seas el líder, debes dejar tu ego a un lado. Tu personal es valioso y sus ideas merecen ser escuchadas, al igual que debes respetar sus espacios privados y celebrar sus logros. Ellos son la fuerza que mueve tu emprendimiento, así que debes mantenerlos satisfechos y motivados.

persona emprendedora

2. Creatividad

La creatividad es la principal característica de una persona emprendedora. Esta cualidad es vital para solucionar problemas, detectar oportunidades y fomentar un ambiente de trabajo proactivo y saludable. Es, en resumen, un componente fundamental para fortalecer todos los aspectos que conforman un emprendimiento.

Hay muchas formas de ejercitar la creatividad para innovar en los negocios. Lo primero es encontrar espacios para inspirarte, relajarte, y despejar tu mente. De esta manera, podrás activar tu capacidad creativa y desarrollar nuevas formas de pensar.

Si quieres saber más sobre la importancia de la creatividad en los emprendimientos, revisa este artículo.

3. Toma de decisiones

Parte de ser emprendedor es aprender a tomar decisiones, incluso en situaciones complejas. Esta habilidad está fuertemente ligada a la autoconfianza, la capacidad de adaptación, el manejo de las emociones y, sin duda, el análisis de riesgos. Todas estas también son características indispensables para emprender con éxito.

Tomar decisiones requiere de mucha seguridad que irás ganando con la experiencia, sumada a una asesoría adecuada. Puede que al principio sientas algunos bloqueos por la incertidumbre y la falta de herramientas, y por eso es primordial pedir ayuda para sobrellevar estos obstáculos.

4. Pensamiento estratégico

Toda persona emprendedora debe tener muy presentes sus razones para emprender, objetivos profesionales y metas a largo plazo. Cuando tienes estos elementos claramente definidos, puedes planificar y ejecutar acciones contundentes para alcanzar el éxito que tanto anhelas.

El pensamiento estratégico se basa en tener una visión de futuro, fijar objetivos y desarrollar estrategias para crecer como organización. También, implica determinar los medios y recursos necesarios para cumplir dichos objetivos, así como monitorear los avances y retrocesos para hacer los ajustes pertinentes.

5. Habilidades sociales y buena comunicación

Una buena comunicación es una herramienta increíblemente útil para impulsar tu emprendimiento. No solo te permite exponer mejor tus objetivos e intenciones frente a posibles clientes e inversores, sino que también te ayuda a hacer networking.

Las relaciones profesionales que construyas a lo largo de tu carrera como emprendedor serán las bases para un crecimiento prolongado en el tiempo. Enfócate en trabajar tus habilidades sociales, comunicación oral y capacidades de networking para llegar lejos.

Además, siendo honestos, una buena oratoria y manejo del lenguaje corporal te harán lucir más seguro y profesional frente a otras personas. ¡Todo suma!

6. Gestión de recursos

Una persona emprendedora exitosa debe saber administrar inteligentemente todos los recursos que tiene a mano para mantener la salud del negocio. Esto involucra un adecuado manejo de finanzas, así como una evaluación de riesgo antes de hacer cualquier inversión.

Igualmente, también es necesario aprender a gestionar el capital humano con el que cuentas, así como aprovechar al máximo todas tus herramientas, por muy pequeñas o moderadas que parezcan.

Para todo esto, siempre es bueno apoyarte en un contador que te ayude a llevar el control del dinero para evitar la mayor cantidad de pérdidas posible.

7. Adaptación al cambio

Este mundo requiere de mucha flexibilidad, pues no siempre podrás hacer las cosas de acuerdo a tus planes y estimaciones. Asimismo, parte de emprender es aceptar que deberás ajustarte a las necesidades del mercado y de tu entorno, y no al revés.

Recuerda que tu proyecto responde a un problema o carencia que has identificado previamente. Por ello, es vital entender la realidad en la que te desenvuelves y el lugar que ocupa tu emprendimiento allí. También, considera que deberás lidiar con un poco de incertidumbre en el camino. Por lo tanto, tendrás que ajustar tus estrategias y métodos de acción para mantenerte en pie, así que debes tener una mente abierta a los cambios.

8. Organización y administración del tiempo

Ninguna persona emprendedora puede llegar lejos sin aprender a organizarse y administrar su tiempo para actuar con efectividad. Tal como mencionábamos más arriba, ser emprendedor es asumir nuevas responsabilidades, y eso se traduce en más carga laboral.

Entonces, desde el momento en que decides construir un negocio, debes estar muchísimo más enfocado en aumentar tu productividad y aprovechar al máximo tus horas de trabajo. Pero, ¡ojo!, una buena organización también significa evitar los excesos y fijar horarios y métodos de trabajo sustentables. Solo así te aseguras de evitar la sobrecarga laboral y cuidar tu salud mental a largo plazo.

persona emprendedora

9. Persuasión y capacidad para negociar

Como parte de tus habilidades de comunicación, es esencial desarrollar la capacidad de persuadir y negociar para alcanzar tus objetivos.

Toma en cuenta que persuadir no significa manipular ni engañar, sino convencer. Una de las tareas más importantes que tienes como emprendedor es vender las fortalezas y beneficios de tu producto o servicio para conseguir clientes, inversores y aliados. Por supuesto, eso lo consigues con tu poder de persuasión. Esta cualidad se estudia y se trabaja, así que no te preocupes si no tienes mucha experiencia.

Con la negociación pasa lo mismo. A veces, para cerrar tratos o crear alianzas, tendrás que negociar entendiendo las motivaciones e intereses de la otra parte, por lo que siempre debes buscar un equilibrio que satisfaga a todos los involucrados.

10. Inteligencia emocional

Ser emprendedor es, entre otras cosas, aceptar momentos de incertidumbre y preocupaciones por el dinero. Entonces, debes tener la fortaleza mental y emocional para lidiar con los pensamientos negativos, la ansiedad y el miedo que puedas sentir en el proceso.

Todos somos humanos y nos vemos afectados por situaciones que escapan de nuestro control. No existe manera de eliminar o prevenir los bajones emocionales ni los escenarios negativos. Sin embargo, sí puedes construir una inteligencia emocional que te permita identificar tus emociones y lidiar con ellas de manera saludable para que no afecten la estabilidad de tu negocio ni tu capacidad para tomar decisiones.

Del mismo modo, esta cualidad te ayudará a pensar frío y buscar soluciones justas para lidiar con problemas que puedan dañar la armonía en el ambiente de trabajo.

¿Qué más necesitas para convertirte en una persona emprendedora?

Además de todas las habilidades que hemos descrito hasta ahora, vale la pena destacar algunas otras competencias que debes desarrollar para tener éxito.

Por un lado, en vista del contexto digital que vivimos hoy en día, es casi obligatorio aprender lo básico sobre marketing digital. Así, podrás aprovechar mejor el internet y las redes sociales para promocionar tu emprendimiento y llegar más lejos.

Asimismo, recuerda que también deberás hacer un trabajo de branding indispensable para definir y entender la identidad de tu marca. Esta será la base para planificar estrategias de promoción y búsqueda de financiamiento, entre otras cosas.

Para concluir, no olvides que un emprendedor exitoso debe ser curioso, ambicioso, apasionado y orientado al logro. Parte de tu crecimiento viene con tu motivación y ganas de aprender, así que mantente activo y enfocado para convertirte en un mejor profesional.

¿Buscas más artículos sobre emprendimiento? ¡Empieza por aquí!

Si quieres más recursos para dar tus primeros pasos como emprendedor, revisa todos nuestros posts sobre emprendimiento:

Emprendimiento 101: todo lo que debes saber para empezar tu negocio

Qué es emprendimiento y por qué es importante para la sociedad

¿cómo emprender con poco dinero? 7 pasos para lograrlo

¿Qué es ser emprendedor? – Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Las 10 características de un emprendedor exitoso

Qué es emprender: mitos y realidades sobre la vida de un emprendedor

Tipos de emprendedor: ¿cuál eres tú?

15 herramientas gratuitas para personas emprendedoras

Diferencia entre emprendedor y empresario: ¿son lo mismo?

Tipos de emprendedores digitales e ideas de negocios online

10 películas para emprendedores que buscan inspiración

5 errores comunes en el emprendedurismo y cómo evitarlos

7 características del emprendedor que NO pueden faltar en tu perfil

Ideas emprendedoras para crear un negocio rentable en 2022

¿Qué es la cultura emprendedora y por qué es importante?

cómo ser emprendedor y no tirar la toalla a mitad de camino

7 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

Creatividad: la principal característica de una persona emprendedora

Emprendimiento empresarial: ¿cómo iniciar un negocio?

8 claves para definir el perfil del emprendedor exitoso

Espíritu emprendedor: ¿qué es y cómo desarrollarlo?

10 valiosas lecciones de negocio de emprendedores exitosos

7 películas de emprendedores para ver en Netflix

Características del emprendimiento social y su impacto en la sociedad

Y tú, ¿tienes todo lo necesario para ser una persona emprendedora?

Ir arriba