Estilos de Inversión: La integración en una metodología es determinante.

Si tu vas a gestionar tus propias inversiones, básicamente lo único que vas a tener son tres maneras o estilos de inversión, y los estilos van a depender de la parte de la tendencia donde inviertes. 1. Scalping: Este primer estilo se utiliza tradicionalmente cuando inviertes