Estilos de Inversión: La integración en una metodología es determinante.

Si tu vas a gestionar tus propias inversiones, básicamente lo único que vas a tener son tres maneras o estilos de inversión, y los estilos van a depender de la parte de la tendencia donde inviertes.


Estilos de Inversión


1. Scalping: Este primer estilo se utiliza tradicionalmente cuando inviertes en M1 o M5, en cualquiera de esas dos temporalidades. Consiste en entrar y salir varias veces, desde el inicio de un posible movimiento hasta el alto o bajo previo más cercano.

2. Swing: Este segundo estilo se utiliza tradicionalmente para cuando inviertes en la temporalidad del diario (D1), y lo que haces es apostar al siguiente movimiento de la tendencia. Hay un movimiento previo y vas apostar a que el siguiente movimiento sea en la misma dirección del movimiento previo.

Dentro de este mismo estilo tenemos una modalidad llamada Rango. Tienes 3 puntos e inmediatamente se forma el rango. Luego, en un posible cuarto punto puedes buscar posicionarte en corto y en otro posible quinto punto puedes buscar posicionarte en largo, hacer esto repetidamente hasta eventualmente salir de la formación de rango. Es importante mencionar que esta es una modalidad del swing porque lo que estamos haciendo es buscando el siguiente movimiento de la tendencia, con la única diferencia que es dentro de un rango.

3. Seguimiento de Tendencia: Este tercer y último estilo tiene como finalidad aprovechar toda una fase tendencial en el producto en el que se invierte. Haciendo un Trailing Stop cada vez que el precio crea un nuevo alto o bajo para obtener mayores ganancias.

Un Trailing Stop está diseñado para proteger las ganancias, al permitir que una inversión permanezca abierta y continúe obteniendo ganancias mientras el precio se mueva a favor del inversor. La orden cierra la operación si el precio cambia de dirección en un porcentaje específico o en una cantidad en dólares.

Si te interesa conocer este u otros conceptos referentes al mundo de las inversiones, te recomendamos esta página: Investopedia.

Ahora, ¿qué es lo que pasa?


Como puedes ver, son tan solo 3 estilos de inversión que vas a tener para abordar tu trabajo. Ahora, qué es lo que pasa? Tradicionalmente se han visto dichos estilos de una forma específica y cuadrada, pero nosotros lo vemos completamente desde otra perspectiva. Lo único que queremos es que podamos observar las cosas desde otro punto de vista, desde una vista panorámica y tener una flexibilidad para que cada persona tenga la libertad y la posibilidad de poder escoger lo que mejor se adapte a su personalidad o necesidades.

Lo que nosotros vemos es que estos 3 estilos los puede usar tanto el inversor a largo plazo, como el inversor a mediano plazo o el inversor a corto plazo; así que realmente hay 9 estilos!

Este gráfico que tenemos aquí en la pantalla pudiera ser perfectamente un gráfico de M15. El inversor que está en este gráfico pudiera aplicar los 3 estilos. Pudiera hacer scalping con estas velas, pudiera buscar el siguiente movimiento de la tendencia o apostar a un obstáculo más macro; haciendo seguimiento de tendencia. Pero qué pasaría si eliminamos este TF de M15 y ponemos velas mensuales? Vuelve a ser prácticamente lo mismo, ya no es un inversor a corto plazo sino in inversor a largo plazo, pero este inversor también puede aplicar los 3 estilos.

Así que esto realmente no depende de temporalidades. Sino que es más bien un estilo. Una manera de abordar cada inversión.

Integración: La esencia de TODO


Estilos de Inversión

Como todo en la vida, la verdadera esencia radica en integrar estos 3 estilos en una misma metodología de inversión. De hecho, podemos verlo como si fuera un rompecabezas de 3 piezas. Cuando esos 3 estilos se unen en un mismo rompecabezas (metodología de inversión), entonces prácticamente que la metodología que estás utilizando es “todo terreno”; completamente adaptable a lo que sea que el precio haga: Si te posicionaste y el precio no se movió como esperabas a tu favor y solo dio 2 velas, no perdiste tanto. Si solo dio el TP1, obtuviste un poco de ganancia. Si dio el TP1 y TP2, ganaste más.

Ejemplo Práctico

Así que acá te coloco un ejemplo para que podamos tomar esa teoría y aterrizarla en la práctica. Podemos observar que lo que hacemos en la gestión manual es scalping y realizamos ese primer estilo. Luego, cuando el precio alcanza una primera toma de beneficios (TP1), estamos apostando a ese siguiente movimiento de la tendencia y hacemos swing; que es el segundo estilo. Por último, cuando el precio alcanza los obtáculos más alejados (niveles o zonas macro), hacemos seguimiento de tendencia.

Ir arriba