velas japonesas

02-08:
Velas Japonesas: ¿realmente funcionan en el trading?

Las velas japonesas constituyen la técnica menos comprendida del análisis técnico. De hecho, la gran mayoría de los especuladores no saben utilizarla de manera correcta.

Y no es para menos.

Steve Nison, a quien se le adjudica la propagación de las velas japonesas en occidente, no era trader. Eso sí, fue un excelente escritor y vendedor de libros y material educativo, pero nunca un trader.

Siendo sinceros, las velas tienen su utilidad y son extremadamente fiables para operar. Aun así, ninguna de las técnicas y estrategias que verdaderamente funcionan día a día en los mercados, fueron jamás publicadas por Nison. Es más, es probable que él mismo desconociera por completo estas técnicas.

Todos los patrones publicados por este autor representan especies en extinción en los patrones de velas. La frecuencia de ocurrencia es muy baja y suelen ser la excepción en la gran mayoría de los casos.

Utilidad de las velas japonesas

En primer lugar, las velas japonesas te permiten identificar la actividad que está ocurriendo en las temporalidades inferiores a la que ha originado la señal, y están estrechamente ligadas al volumen negociado.

La efectividad de una señal de vela depende de la correcta lectura del volumen negociado, en comparación con niveles similares del precio. En FOREX no tenemos volumen, y en realidad, esto no es más que un mero espejismo.

Más de 40% del volumen operado no se registra en tiempo real. Por ende, deberás recurrir a otras técnicas como el flujo de órdenes para apreciar mejor el comportamiento del volumen a través de las mismas velas. Además, así no tendrás que adquirir un costoso software de volumen como el TAS, MarketDelta, MarketProfile, OFA, etc.

Cada vez que una vela emite una señal, simplemente te está mostrando que la probabilidad sobre un evento en la próxima vela es muy alta. Es por ello que, al igual que todas las herramientas y técnicas, su importancia aumenta con la longitud de la temporalidad en cuestión y dependen del contexto en donde aparezcan.

Puntos a considerar para el análisis de las velas

Ahora te mostraré, en términos del comportamiento del precio, la información que es verdaderamente útil al momento de analizar las velas japonesas.

El dato más importante es el precio de cierre de una vela y su posición relativa al punto mínimo y máximo del cuerpo de la vela. Desde este punto de vista, tienes cuatro tipos de velas japonesas:

Velas Japonesas
Tipos de Velas Japonesas

No es necesario memorizar estos esquemas. Lo único que debes hacer es aprender la lógica expuesta anteriormente. Cuando observas una apertura y un cierre por encima de la mitad del cuerpo, tienes un potencial reverso al alza (y viceversa). Lo importante es determinar qué tan fuerte es la señal. Mientras más cerca del máximo cierra la vela, mayor probabilidad de continuación al alza (y viceversa).

Un quinto y muy particular caso ocurre cuando la apertura y el cierre ocurren justo en el centro del cuerpo, indicando ausencia de liquidez en el mercado (rango en una temporalidad menor). Esto es mejor conocido como la vela Doji.

Si te interesa, en este breve video puedes conocer más sobre las velas Doji y martillo:

En otro orden de ideas, el comportamiento de una vela solitaria no te indica nada. El análisis de velas japonesas es comparativo. Esto es porque la interpretación de una vela va estrechamente ligada a la amplitud del rango de la misma vela y a las velas japonesas adyacentes.

Patrones de velas japonesas

En ocasiones, dos o más velas japonesas pueden formar un patrón.

De todos los patrones, los más interesantes son los que encierran estructuras reales del precio que se han desarrollado en una temporalidad inferior.

En esta primera fase, los patrones de velas japonesas son sumamente útiles para facilitar la operativa, pues todavía no se dominan los conocimientos de múltiples temporalidades. Igualmente, sirven para para simplificar tu plataforma de trabajo con menos gráficos.

Recuerda que esto te limita un poco a la hora de buscar oportunidades. Sin embargo, es una excelente manera de comenzar a afianzar los conocimientos.

Los tres patrones que mejor encierran estructuras reales del precio:

Velas Japonesas

Clímax: Los eventos de reverso en el precio más notorios son los puntos de clímax. Estos ocurren después de que el precio se ha prolongado considerablemente en una dirección y finaliza con el rápido retroceso que cambia la dinámica precio/tiempo. Esto crea a su vez una estructura de “sección” o un proceso de acumulación que sólo deben ser negociados si presentan buena geometría, y siempre después de que el precio quiebre fuera de estas estructuras.

Es el patrón que menor frecuencia presenta. No debemos confundirnos con la gran cantidad de velas japonesas que presentan la misma geometría, pero que no están ubicadas en el contexto de clímax adecuado.

Velas Japonesas

Envolvente: como su nombre lo indica, es una vela que “envuelve” a una o varias velas anteriores. En una temporalidad menor, observaríamos una sección que ha sido quebrada sobre su vértice y que idealmente ha presentado una trampa.

La envolvente presenta un efectivo punto de entrada. Asimismo, en escasas ocasiones, el precio volverá a la estructura de trampa, pues la mayoría ha sido expulsada del Mercado y ahora el precio tiene todo el camino limpio para moverse en la dirección opuesta a la trampa. Es el patrón más común.

Velas Japonesas

Interna: Es una vela contenida dentro de otra más amplia y sería lo opuesto a la envolvente. Idealmente, la vela interna debe marcar claramente la decisión de ir en contra de la vela mayor. Es útil cuando el Mercado presenta grandes avances y luego la volatilidad reduce de manera considerable. En estos casos, podríamos bajar a una temporalidad menor e identificar el quiebre del último mínimo ascendente para ir a la baja, o el último máximo descendente para ir al alza.

Gatillos con las velas

Los patrones de velas japonesas son utilizados como “gatillos“, o sea, el momento preciso en el cual entras (o sales) del Mercado.

El gatillo principal es el simple quiebre de la apertura de una vela. Es decir, cuando una vela bajista cierra por debajo de la apertura de una vela alcista (y viceversa). Este proceso suele completarse en un espacio de 2 a 6 velas japonesas.

Estudia los gatillos secundarios en los siguientes esquemas:

gatillos-04-png

Image 4 De 5

<<Anterior 02-07Inicio / Módulo 02Siguiente 03 >>

Deja una respuesta

Ir arriba