startup, whiteboard, room-3267505.jpg

Emprendimiento empresarial: ¿cómo iniciar un negocio?

A estas alturas de la vida, seguramente habrás escuchado que tener tu propio emprendimiento empresarial es la mejor forma de cambiar tu vida para bien. Y sí, quizás puede que lo sea.

La verdad es que emprender no es un camino fácil, pero sí es cierto que a la larga puede traerte muchos beneficios. Claro, eso si te atreves a tomar todos los riesgos que eso conlleva.

Por esa razón, si quieres empezar un negocio y no sabes por dónde comenzar, en este post te daremos algunas recomendaciones para dar tus primeros pasos.

Pero antes, vamos a aclarar algunos conceptos generales:

¿Qué es emprendimiento empresarial?

El emprendimiento empresarial podemos definirlo como la creación de una empresa a partir de una idea innovadora. Esta definición no está muy alejada de lo que todos conocemos como emprendimiento en general. Sin embargo, lo que debemos resaltar aquí es que se trata de un tipo de emprendimiento con fines de lucro.

Dicho de otro modo, el emprendimiento empresarial se basa en la creación de un modelo de negocio rentable que permita generar ingresos para el crecimiento sostenido de una empresa. Entonces, los intereses de este emprendimiento están en vender.

Pero… ¿no es eso lo que buscan todos los emprendimientos?

Pues, no exactamente.

Diferencia entre emprendimiento y empresa

emprendimiento empresarial, empresa

Cuando pensamos en emprendimiento, lo primero que viene a nuestra mente son las empresas. En ese sentido, podríamos pensar que estos dos conceptos son iguales. No obstante, un emprendimiento va más allá de una empresa, y no necesariamente tiene como objetivo vender.

Recordemos que no todos los emprendimientos surgen con la intención de ganar dinero o montar una gran empresa. Los emprendimientos sociales, por ejemplo, trabajan en pro de comunidades o grupos con necesidades. Estas instituciones obtienen financiamiento de aliados para llevar a cabo sus proyectos sociales, pero no les interesa vender un producto o servicio.

Con todo esto en mente, podemos decir que la principal diferencia entre un emprendimiento cualquiera y una empresa está en sus objetivos. Además, un emprendimiento nace de una idea transformadora que plantea resolver un problema para hacer del mundo un lugar mejor.

Y sí, quizás este pensamiento suene un poco idealista, pero la cultura emprendedora se basa en inspirar, innovar y aportar cambios positivos para el desarrollo de la sociedad.

¡Ojo! Las empresas también son fundamentales para el desarrollo de la sociedad porque activan la economía de un país y contribuyen a su crecimiento. Solamente nos pareció pertinente resaltar que no todos los emprendimientos son empresas.

Habiendo aclarado esto, avancemos al siguiente punto:

Ventajas del emprendimiento empresarial

  • Generan empleos.
  • Contribuyen al aumento del producto interno bruto de un país, lo que podría transformarse en mejoras para su infraestructura y servicios básicos.
  • Ayudan a mantener una economía estable y competitiva.
  • Ofrecen productos y servicios que atienden necesidades de un mercado.

Lo mejor de todo esto es que, si te animas a crear tu propia empresa, tendrás mayor flexibilidad e independencia con tus horarios de trabajo. Y eso sin mencionar que tienes muchas más posibilidades de generar más y mejores ingresos.

Pero, por supuesto, empezar un negocio nuevo es un proceso agotador que también implica riesgos. Por ello, es vital tener la mentalidad correcta, ser constante y buscar ayuda para todo lo que sea necesario.

¿cómo empezar un emprendimiento empresarial?

Hasta ahora, ya sabemos qué es emprendimiento empresarial y qué beneficios trae, pero… ¿por dónde comenzamos?

Pues bien, para efectos de este artículo, vamos a definir cuatro etapas generales con ciertas consideraciones que debes tomar en cuenta:

Etapa 1: de la idea a la acción

idea

Lo primero es definir tu idea en una oración que resuma el negocio que quieres empezar. Ya con eso claro, te toca hacer un proceso exhaustivo de investigación y análisis del mercado.

Antes que nada, debes estudiar qué empresas existentes están activas dentro del mercado que te interesa. Analiza qué está haciendo la competencia y cómo lo puedes hacer mejor. De igual forma, deberás plantear objetivos y tener muy claro tu propósito. Pregúntate qué quieres hacer, cómo y por qué. ¡No olvides que tu propuesta debe ofrecer valor al consumidor!

Sumado a todo esto, es vital que dediques un poco de tiempo a buscar socios. Puedes tener una gran idea, pero si no buscas ayuda, probablemente no lograrás aterrizarla. Además, si quieres entrar en un área completamente nueva, es importantísimo que te alíes con personas altamente preparadas que puedan asesorarte para estructurar tu proyecto.

Esta fase inicial se trata de fijar las bases sobre las que quieres empezar tu emprendimiento empresarial. Antes de pensar más en grande, debes tener una idea bien definida y con objetivos profesionales.

Etapa 2: el plan de negocio

Luego de que hayas determinado tu idea y tengas claro qué quieres ofrecer, cuál es tu target y cuáles son tus objetivos, es momento de hacer tu plan de negocio.

emprendimiento empresarial, plan de negocio

En términos simples, el plan de negocio es un documento donde deberás explicar con detalle todos los aspectos que definen tu empresa y su funcionamiento. Con ello, no solo tendrás la estructura de tu negocio de manera visible, sino que también sirve como una carta de presentación para buscar aliados y financiamiento.

Según Economipedia, un buen plan de negocio debe incluir lo siguiente:

  • Visión y misión de la empresa.
  • Detalles de los productos o servicios ofrecidos y cómo producirlos.
  • Modelo de negocio y plan de marketing.
  • Estados de flujo de efectivo. Incluye detalles de posibles gastos e ingresos, al igual que las proyecciones y estimaciones financieras necesarias. Para esta fase, lo mejor es buscar ayuda de algún contador.
  • Identificación de roles dentro de la empresa.

Todo emprendimiento empresarial debe tener un plan de negocio detallado para fijar metas profesionales claras y definir su funcionamiento interno. Igualmente, recordemos que sirve para presentar el proyecto ante potenciales inversores o instituciones que pudieran interesarse en formar parte. Incluso, ayuda a generar confianza para conseguir donaciones— esto si quisieras lanzar un crowdfunding, por supuesto.

También, con este documento podrás plantear los próximos pasos a seguir y la estrategia ideal para hacer crecer tu proyecto.

Si quieres saber cómo hacer tu plan de negocio, te dejamos el Manual para elaborar un Plan de Negocios de Economipedia.

Etapa 3: asuntos legales

Las reglas para fundar cualquier tipo de empresa varían dependiendo de dónde estés. Por lo tanto, deberás investigar cuáles son los requisitos en tu país para registrar tu empresa, así como los distintos procesos de acuerdo al tipo de industria en el que te muevas.

Para esta fase, siempre es bueno asesorarte con algún abogado que te pueda orientar en todos los procesos legales para crear tu emprendimiento empresarial.

Considera que cuando montas tu propio negocio, debes cumplir con algunas obligaciones legales. Más allá de tener un nombre de empresa registrado y pagar tus impuestos, dependiendo del tipo de negocio deberás obtener algunas licencias o permisos para operar con normalidad y evitar sanciones.

Asimismo, es bueno que evalúes distintas opciones de seguros para tu empresa. Después de todo, como buen empresario debes prever cualquier escenario posible y velar por la seguridad de tu negocio y tu equipo.

No dejes de lado todos estos asuntos legales y burocráticos, aunque a veces puedan parecer un poco tediosos. Es mejor buscar ayuda y ocuparse de estos temas desde el inicio para esquivar malos ratos en el futuro.

Etapa 4: lanzar tu emprendimiento empresarial

Una vez que hayas resuelto todas las fases anteriores, ya estarás listo para lanzar tu negocio. Ahora, es importante resaltar algunos aspectos (aunque a veces puedan sonar obvios):

  • Haz una lista de todos los recursos que necesitas antes de lanzar tu negocio. Todo esto incluye recursos económicos, humanos y demás. Por supuesto, dependiendo de tu tipo de emprendimiento empresarial, las necesidades serán diferentes.
  • Asegúrate de armar un equipo valioso donde cada quien tenga responsabilidades bien definidas. Confía en tu personal y aprende a delegar labores.
  • Haz networking para hacerte conocido en el mercado y crear posibles alianzas en un futuro.
  • Prueba tu producto con amigos antes de lanzarlo al mercado y pídeles su opinión. Así, podrás tener algunas críticas constructivas para mejorar tu propuesta antes de lanzarla al público general.
  • Planifica una buena estrategia de marketing para conseguir clientes. A medida que vayas creciendo, deberás ajustar tu estrategia para seguir avanzando.
  • Las redes sociales son una vía muy efectiva para correr la voz y debes contemplarlas dentro de tu plan de marketing. Es bueno tener un equipo dedicado a esta área, pero si no tienes suficientes recursos para ello, puedes empezar administrando tus redes por tu cuenta. En ese caso, deberás investigar cómo utilizarlas para impulsar tu marca.
  • Enfócate en construir relaciones de largo plazo con aliados, clientes e inversores.
  • Ten en cuenta que un buen emprendimiento empresarial depende de un equipo proactivo y sólido. Preocúpate por fomentar la motivación de tu personal y mantenerlos satisfechos. Hazlos sentir útiles y escuchados.

Obviamente, estas son recomendaciones generales para dar tus primeros pasos. Aun así, lo mejor es asesorarte con profesionales para que puedas ejecutar acciones más concretas en función de las necesidades de tu negocio.

Para finalizar…

La mejor herramienta para mantener tu emprendimiento empresarial es la disciplina. Recuerda que un emprendedor exitoso es un alma creativa y soñadora, pero también una persona proactiva y con objetivos muy claros.

No olvides que para llegar lejos necesitas invertir muchísimo tiempo, dinero y esfuerzo. El inicio será complejo, pero al final verás que todo valdrá la pena.

¿Quieres saber más sobre emprendimiento?

Si quieres más información sobre emprendimiento, ideas de negocios y mucho más, no te pierdas estos posts:

Emprendimiento 101: todo lo que debes saber para empezar tu negocio

Qué es emprendimiento y por qué es importante para la sociedad

¿cómo emprender con poco dinero? 7 pasos para lograrlo

¿Qué es ser emprendedor? – Ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

10 habilidades claves para ser una persona emprendedora

Tipos de emprendimiento: ¿cuál es el tuyo?

Las 10 características de un emprendedor exitoso

Qué es emprender: mitos y realidades sobre la vida de un emprendedor

Tipos de emprendedor: ¿cuál eres tú?

15 herramientas gratuitas para personas emprendedoras

Diferencia entre emprendedor y empresario: ¿son lo mismo?

Tipos de emprendedores digitales e ideas de negocios online

10 películas para emprendedores que buscan inspiración

5 errores comunes en el emprendedurismo y cómo evitarlos

7 características del emprendedor que NO pueden faltar en tu perfil

Ideas emprendedoras para crear un negocio rentable en 2022

¿Qué es la cultura emprendedora y por qué es importante?

cómo ser emprendedor y no tirar la toalla a mitad de camino

7 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

Creatividad: la principal característica de una persona emprendedora

8 claves para definir el perfil del emprendedor exitoso

Espíritu emprendedor: ¿qué es y cómo desarrollarlo?

10 valiosas lecciones de negocio de emprendedores exitosos

7 películas de emprendedores para ver en Netflix

Características del emprendimiento social y su impacto en la sociedad

Ir arriba