Qué es un Broker y por qué nos interesa saberlo (1/3)

¿Qué es un broker? ¿Cuáles son los mejores brokers online? ¿Qué tipos de brokers existen?

Éstas son solo algunas de las cuestiones que se nos pasan a todos por la cabeza cuando queremos escoger a un buen broker, pero es realmente difícil encontrar una respuesta sincera a éste tipo de preguntas en un mundo tan opaco y es fácil acabar frustrado o tomando un mala decisión sin saberlo. Yo también me he encontrado en esta situación y, por ello, voy a darte las herramientas necesarias para poder hacer dicha elección de la manera más sensata y profesional posible.

Trataremos desde los tipos de brokers que existen hasta los costes para los clientes, pasando por el mercado real y el sintético, las regulaciones y los brokers fantasma; todo ello desde el punto de vista de una persona que quiere iniciarse en el mundo de la especulación financiera en el mercado de divisas o FOREX. Con toda esta información, estaremos preparados para saber cuales son los que realmente nos convienen. Piénsalo, ¿saltarías en paracaídas sin saber cómo abrirlo?

Como operadores profesionales, nos conviene ser muy estrictos a la hora de elejir a los mejores brokers. Nuestros resultados no van a depender de ello, pero nos va a facilitar mucho la vida en nuestra operativa diaria y vamos a estar cubiertos ante sucesos excepcionales. También nos dará seguridad y cobertura del capital que tengamos depositado, tendremos unos costes de operativa menores y nos ahorrará problemas y tiempo cuando vayamos a añadir o retirar fondos.

¿Listo? Vamos allá.

¿Qué es un broker y qué tipos de brokers existen?

Un broker es la institución que actúa como intermediaria entre el comprador y el vendedor en una transacción de valores de un producto financiero. Normalmente lo hace cobrando una comisión por ello y la diferencia entre el spread real del mercado y el que ellos le marcan a sus clientes. Sería el equivalente financiero a la persona que compra las naranjas al agricultor y se las vende luego al supermercado.

Existen distintos tipos de broker según los servicios que ofrecen y las necesidades de cada perfil de cliente a los que van dirigidos (traders retail, instituciones, grandes fondos, etc). Se clasifican de la siguiente manera:

  • Dealing Desk (DD): las famosas ‘mesas de negociación’. Son plataformas virtuales con cotizaciones ficticias, de manera que el precio que ves en tu pantalla no es real y, por extensión, todo el análisis que puedas hacer tampoco va a serlo. En resumen, no estarás participando en el verdadero mercado FOREX (hablaremos de ello con más profundidad en el siguiente artículo).
    Las características principales de estas compañías son que no cobran comisiones, ofrecen altos apalancamientos, los depósitos mínimos están por debajo de 3000 dólares, tienen spreads fijos (y muy altos) y hacen campañas agresivas de publicidad, muchas veces engañosas y promoviendo falsas expectativas de ingresos. Vaya, que si no te fiarías de alguien que haya hecho un cursillo de fin de semana en cirujía a corazón abierto, tampoco deberías fiarte de este tipo de compañías.

  • Non Dealing Desk – Straight Through Processing (NDD-STP): estos brokers no poseen una mesa de negociación, pero las cotizaciones estarán filtradas. El sistema Straight Through Processing consiste en un sistema de fijación de cotizaciones que les permite obtener beneficios mediante el spread. Se agrupan en bancos proveedores de liquidez y fijan su spread con ellos, ajustándolo según la liquidez actual del mercado y quedándose la diferencia. Tus ordenes no se van a ejecutar de manera instantánea, los spreads son algo menores que en los Dealing Desk y tampoco te cobrarán comisiones. Para entendernos, serían como esos gatitos que parecen simpáticos pero te arañan un ojo cuando te acercas a ellos.

  • Electronic Communications Network (NDD-STP-ECN): estos brokers son distintos a los demás. Con ellos podrás observar el mercado real y los datos de las cotizaciones serán 99% genuinos (no olvidemos que para tener el 100% de datos y los flujos reales de órdenes o nivel III de profundidad de mercado, deberemos ser los mismos proveedores de liquidez o pagar grandes sumas por dicha información). Tus órdenes serán anónimas y tu broker no va a ser tu contraparte, sino tu aliado, ya que su progreso como empresa dependerá del tuyo como operador, creando intereses comunes. Los brokers ECN van a cobrarte comisiones, te proporcionarán el spread real de mercado y no van a retrasar deliberadamente tus órdenes (re-quote). Son recomendados para operadores activos y/o para trabajar con cuentas grandes. Entre sus clientes están las instituciones, gestorías y grandes fondos, así como los traders retail profesionales. Éstos son los brokers en los que deberás fijarte.

Como podemos ver, conocer estos detalles puede marcar una gran diferencia a la hora de escoger un broker de manera sensata y profesional, ahorrarnos costes significativos a final de año y evitar que perdamos el tiempo con problemas que no deberían ni existir.

Si quieres ampliar aún más tus conocimientos, no te pierdas el siguiente artículo donde seguiremos profundizando en el mundo de los brokers y prestaremos especial atención a uno de los temas más polémicos: el mercado sintético.

Gracias por tu lectura. Un saludo,

, , ,