04-06:
Correlaciones

Las correlaciones de las divisas están dominadas por el Dólar Norteamericano (USD).

Esta moneda ha jugado el papel protagónico desde Julio de 1944 cuando se establece el sistema Bretton Woods. A partir de ese momento, casi todas las naciones del mundo se comprometieron a establecer el USD como único medio monetario de reserva nacional.

Esta supremacía del USD comenzó a disminuir de manera considerable a partir del año 2000 cuando el Euro entra en la escena global del FOREX. No obstante, el USD aún es responsable de la mayor parte de todo el movimiento global del Mercado de Divisas. Es por ello que sus movimientos marcan las pautas para el resto del Mercado.

Las siete monedas principales (EUR, GBP, AUD, NZD, CHF, CAD, JPY) conforman versus el USD, los siete pares mayores de divisas del FOREX, los cuales absorben más del 90% del volumen diario negociado, ofreciendo más volatilidad y mejores oportunidades de formar patrones con altas probabilidades de éxito para los especuladores.

En teoría, las correlaciones principales frente al USD son:

El par USDJPY tiende a cambiar su correlación por razones que ya estudiaremos más adelante.

Correlación de los Cruces

Recuerda que los cruces son los pares que no contienen el USD.

La correlación entre los cruces es bastante obvia una vez determinamos las correlaciones entre los pares mayores. Existen algunas excepciones, pero en su gran mayoría los cruces tienden a imitar el comportamiento del par mayor al cual se relacionan. Así por ejemplo, si el AUD en estos momentos es la moneda más fuerte, es probable que todos los cruces del AUD estén en terreno positivo frente al resto de las demás divisas. Los cruces más comunes y ofertados por la gran mayoría de corredoras son los siguientes:

Visualizando las Correlaciones

Observa cómo reaccionan los cruces del Euro en comparación con el EURUSD.

En teoría la dirección del Euro debería ser igual en todos los cruces, pero no siempre el Euro será la divisa más fuerte o la más débil del mundo (hipotéticamente), por lo que la mayor parte del tiempo tendremos algunos cruces al alza y otros a la baja.

Este comportamiento es similar en los cruces de las demás divisas mayores.

El gráfico de velas representa al par EURUSD y el resto de los pares en gráficos de líneas pueden ser leídos en la leyenda del gráfico situada en la parte superior derecha.

Es evidente la fortaleza del AUD y del NZD contra el EUR en el último mes del gráfico al extremo derecho, mientras el resto de las divisas mayores se mantienen débiles frente al EUR, lo que implica la subida de todos los cruces a excepción del EURAUD y del EURNZD.

Observa también cerca de septiembre 2010, cómo el EURJPY (verde) se separa del grupo hacia la baja, indicando una fortaleza relativa del JPY frente al resto de las divisas mayores.

En términos prácticos es indispensable mantener la lógica de correlación de las divisas para que no cometas el error de especular en contra de las probabilidades que presentan las correlaciones.

Al principio puede parecerte todo muy confuso, pero a medida que te familiarices con los diferentes cruces notarás que es sumamente sencillo evitar cometer errores de correlaciones y le sacarás beneficio a algunos eventos de fuerza relativa que estudiarás más adelante.

Para el especulador intradia es de vital importancia mantener un gráfico similar al anterior o por lo menos una tabla de cotizaciones donde se muestren todas las divisas y así poder comparar en todo momento de manera visual la fuerza relativa imperante del día.

El Índice del USD (DX – UUP)

El índice del Dólar Norteamericano (USD) tiene tres modalidades.

El índice DX formado por una canasta que contiene las 7 divisas mayores distribuidas de manera porcentual de acuerdo a la importancia de cada una.

La segunda modalidad es el producto bursátil denominado DX-000 que es cotizado en el Mercado de Futuros y su símbolo varía dependiendo de la fecha de expiración (000). Por ejemplo para diciembre del año 2010 sería DX-Z10.

La tercera modalidad es un Fondo Electrónico (ETF) cuyo símbolo es UUP y que es cotizado en el Mercado de Valores NASDAQ igual que las acciones de cualquier compañía.

La siguiente gráfica te muestra claramente la correlación inversa persistente entre el índice DX y los pares mayores EURUSD, GBPUSD y AUDUSD.

La lógica implica que si el USD es la moneda cotizada (XXX-USD), estos pares mayores deben emular el comportamiento inverso del índice DX aunque no con la misma velocidad y geometría.

De igual manera el resto de los pares de divisas mayores USDJPY, USDCAD y USDCHF mantienen una correlación directa con el índice DX. La lógica implica que si el USD es la moneda base (USD-XXX) estos pares deben emular el comportamiento del índice DX.

Ya que conoces las correlaciones del USD frente al resto de las divisas, estudia ahora el comportamiento del resto de los mercados bursátiles frente al Dólar Norteamericano (DX).

Es evidente la correlación inversa permanente que existe entre el USD, representado en la imagen por el gráfico de velas del índice DX y el resto de los mercados financieros a excepción del Mercado de Bonos, que en este caso está representado por la tasa de retorno de los Bonos del Tesoro Norteamericano a 20 años (TLT – línea roja).

Observa la correlación inversa entre el índice DX y el oro (GLD – línea morada).

Una correlación inversa entre el índice DX y el Mercado de Valores representado por el índice SP-500 (SPY – línea amarilla).

Y finalmente correlación inversa entre el índice DX y el petróleo (USO – línea azul).

La mayor parte del tiempo los metales, la energía y las bolsas de valores mantienen una correlación directa, que en muy escasas oportunidades tiende a romperse. Como por ejemplo durante el mes de noviembre (2010/09) el precio del petróleo subió al compás del precio del índice del USD (DX) debido a choques externos geopolíticos del momento.

Este gráfico sólo muestra un año de data.

Si realizas un estudio con más datos históricos es probable que encuentres muchas otras cosas interesantes. De manera general sólo debo agregarte que todos estos conceptos simplemente te sirven para tener una especie de sentido común sobre los productos que no debes comprar al mismo tiempo o que no debes vender al mismo tiempo. Para seguir tendencias a largo plazo, debes

….negociar a favor de las correlaciones.

Ya sabes que no puedes comprar oro y USD a la vez, o que no debes vender Bonos y Valores a la vez, a excepción del intradía.

También sabes que si las correlaciones se rompen y por ejemplo el petróleo y el USD se mueven en una misma dirección temporalmente, es seguro que en algún momento no muy lejano la correlación inversa retornará.

Señales de Correlación

Después de un tiempo en este negocio dominarás a la perfección las reglas de correlación de las divisas.

Es algo muy sencillo que no requiere de gran estudio, sólo un poco de observación que fijará en tu mente las correlaciones existentes entre todos los pares con la práctica.

El objetivo de conocer y dominar las correlaciones es el de no comprar un par al mismo tiempo que vendemos otro cuya correlación es directa.

Así por ejemplo, no debes comprar el par AUD/USD al mismo tiempo que vendes el par GBP/USD. Tus posibilidades de ganar son mínimas, salvo en los casos donde las correlaciones se invierten de manera considerable durante el intradía o durante un período corto de pocos días.

Recuerda que el JPY tiene su propia historia y esto involucra a todos sus cruces. Cuando el JPY es comprado agresivamente, tenemos una señal de que el riesgo está saliendo de los mercados y dirigiéndose a las fuentes seguras de ahorro (oro, franco suizo, plata, etc.).

Este movimiento del JPY provocaría un desplome en todos los mercados de valores, pero por lo general no produce grandes movimientos en el resto de las divisas.

Lo que sí llamará tu atención es que todos los cruces del JPY se desplomarán súbitamente en el FOREX sin dar mucha importancia a la fuerza relativa de las divisas mayores.

Otra de las señales más fuertes que te da la correlación la estudiarás con la fuerza relativa. Cuando observas un avance de las monedas europeas y oceánicas (EUR, GBP, AUD, NZD), es común ver que una de ellas encabeza el movimiento.

La razón principal de este comportamiento típico está en las causas fundamentales.

Las divisas simplemente responden a medidas macroeconómicas o a eventos geopolíticos de magnitud global. Cuando una noticia referente a una divisa en específico cruza los “cables” de los proveedores de información, los operadores más agresivos venden o compran fuertemente esta divisa y la convierten en la protagonista del día.

Las demás divisas mayores simplemente siguen el movimiento de la divisa líder que ha sido afectada directamente por la noticia, en detrimento del USD si ellas van al alza.

<<Anterior 04-05 Inicio / Módulo 04 Siguiente 04-07 >>