Gestión de capital en el trading. ¿Puede marcar la diferencia? (1/2)

Gestión de capital en el trading. ¿Puede marcar la diferencia?

En la primera parte del artículo sobre gestión de capital, te quiero hablar sobre los conceptos básicos en el trading. Estos te pueden ayudar a tener una referencia sobre cómo debes que actuar para realizar una buena gestión en tu operativa.

¿Qué es la gestión de capital en el trading?

En términos de trading, pones tu capital en riesgo cuando realizas entradas de compra o venta al mercado.

La primera gestión que vas a realizar será cuando estés planteando una nueva entrada al mercado. En el momento de comprar o vender, vas a tener identificado un riesgo (Stop Loss) y un potencial beneficio (Take profit) según tu análisis. Siempre tiene que ser el potencial beneficio mayor que el riesgo.

En el momento que tienes una entrada ejecutada, esta sólo va a salir si el precio toca tu nivel de Stop Loss, tu nivel de Take Profit o la cierras manualmente. Pero lo cierto es que una vez nos encontramos posicionados en el mercado, se abre un abanico infinito de posibilidades de gestión, te voy a enumerar algunas posibilidades:

  1. Mover la posición a Breakeven. Generalmente, deberías mover tu Stop Loss a cero riesgo en el momento que tu posición llegue al primer obstáculo según tu análisis. Esto te va a permitir sobrevivir.
  2. Sacar un parcial de tu posición. Por ejemplo, en el momento que tengas un beneficio equivalente al riesgo, puedes cerrar la mitad de tu posición y mantener tu objetivo inicial con la otra mitad de la posición.
  3. Multiplicar tu posición. A medida que tu entrada avanza a tu favor, puedes ir realizando nuevas entradas al superar obstáculos de tu análisis, siempre que tu entrada anterior se encuentre protegida a Breakeven.

Hay una frase que probablemente hayas escuchado:

 Corta las pérdidas, y deja correr las ganancias

Pues no le falta razón, esta es es la frase sobre gestión que si cumples (sin olvidar el análisis y los otros factores), te va hacer ganar dinero. Pero la realidad es que es muy difícil conseguirlo, y el principal motivo es la psicología. En el próximo artículo te comentaré cómo puede influir la psicología en tu gestión de capital.

¿La gestión puede marcar la diferencia?

Rotundamente sí. Yo he llegado a plantear en una semana entradas con un buen potencial, donde se han cumplido total o parcialmente la mayoría de ellas, pero sin embargo he acabado la semana sin ninguna ganancia o incluso con pequeñas pérdidas.

Los tips que te van ha ayudar a marcar la diferencia son:

  • Tener un plan de gestión 100% objetivo, con tus normas de entrada y salida al mercado.
  • Mantener la calma, darle tiempo al precio para moverse a tu favor
  • No sobre-operar. No todos los días van a haber buenas entradas al mercado, recuerda que es mucho mas importante la calidad que la cantidad.
  • No improvisar. Nunca entres al mercado sin un buen análisis ni cambies tus objetivos cuando ya estás dentro del mercado. Tienes que saber como vas actuar durante tu entrada por anticipado.

Establece límites de pérdidas

Es importante tener limitadas tus pérdidas. Te voy a dar un ejemplo de ello que considero adecuado para un operador intradia, que es alguien que probablemente va a realizar bastantes entradas en una semana:

  • Abrir las operaciones con un máximo de 0,25% de riesgo sobre tu capital.
  • Limitar tus pérdidas diarias al 2% de la cuenta.
  • Si tienes dos días malos consecutivos, vas a estar condicionado psicologícamente, por lo que no perder mas de un 4% semanal sería algo coherente para la salud de tu cuenta
  • Por último, un 8% mensual, siguiendo la misma lógica que para la semana.

Evidentemente cada uno acaba encontrando su estilo y gestión que mejor se adapten a su personalidad, pero no olvidemos que esto es una profesión de élite donde cualquier pequeño desliz puede marcar la diferencia.

Quizás eres de los que necesita tener un porcentaje de acierto elevado, y tus objetivos van a ser más cortos. Quizás eres de los que soporta muchas pérdidas pero cuando te montas en una tendencia y vas multiplicando posiciones haces la operación que te da el mes… Si por ejemplo colaboras con un fondo de inversión o con sociedades de capital, te van a establecer unos límites de riesgo muy estrictos, probablemente más de los que te he mencionado arriba. El capital circulante de estas entidades tiene que moverse de manera diversificada y con el riesgo mínimo, tu puedes ser menos exigente, pero como mínimo debes seguir una disciplina igual que hacen los profesionales.

En el siguiente artículo voy a conectar directamente estos conceptos básicos que aparentemente todos conocemos con los aspectos psicológicos y sentimentales. ¡Hasta pronto!

 

, , , ,