Los Algoritmos de Renzito: Creencias Limitantes

Renzito sonríe la mayor parte del día. Cuando nació, muchas personas me repetían las creencias limitantes de que los niños con la condición del Síndrome de Down suelen ser muy cariñosos y alegres, y en verdad pensaba que me lo decían para hacerme sentir mejor.

Renzito y las Creencias Limitantes

Renzito

Después de más de dos años compartiendo con El, puedo asegurar que estaban en lo cierto.

A parte de ser muy alegre, tiene un carácter muy fuerte, baila, sonríe, canta, juega y en los últimos días viene mostrando una inclinación por los gráficos de especulación.

Un día vino hasta mi escritorio y comenzó a señalar las pantallas mientras intentaba pronunciar algunas palabras. Me levanté de mi silla, lo subí a ella porque me lo pidió con gestos y sin darme cuenta le había creado uno de los momentos más impactantes de su vida….

“sentarme por primera vez en la silla de trabajo de papá”.

Una vez sentado le pregunté “Renzito, por fuerza relativa, cuál de estos tres pares comprarías hoy?”, y con su dedo regordete me señaló el EURAUD. Le di las gracias y lo llevé de vuelta con su nana.

Al final del día gané con EURAUD.

Por curiosidad, decidí repetir el evento un par de veces más y en todas las ocasiones Renzito acertó el mejor par del día. Por supuesto que me dije a mi mismo “esto es pura casualidad”.

Ayer mientras salí a la cocina a preparar mi acostumbrado kéfir, Renzito entró como una bala a mi área de trabajo.

Cuando regreso de la cocina encuentro esto…

Renzito 01
Se había subido a la silla solo y estoy seguro que tuvo que hacer un gran esfuerzo para lograrlo, en vista de su baja motricidad fina y gruesa. Pero es que cuando queremos algo de verdad, los seres humanos somos capaces de lograr mucho más de lo que nuestras limitaciones mentales nos indican. Y aún más de lo que los gobiernos y las religiones nos hacen creer a través de sistemas educativos retrógrados, que atrofian las ideas y la creatividad creando seres sumisos y obedientes de absurdas jerarquías que sólo benefician a los que están arriba.

Cuando llegué me miró con cara de alegría y sorpresa y por supuesto que rechazó categóricamente todo intento de mi parte por bajarle de la silla. Era como despojarle de su gran logro. Fue un largo drama para bajarlo y aproveché para tomarle la foto.

Después de haberle sacado una tecla a mi teclado (punto blanco en el extremo superior izquierdo del teclado), abrió el Tester de MT4 y cargó uno de los algoritmos (EAs) que vienen por defecto en la plataforma y martillaba el teclado con desesperación para mostrarme que Él también podía trabajar como Yo.

Años atrás a mí me tomó horas en descifrar por mí mismo esta tarea, y Renzito con su mente limpia y sin creencias limitantes, viviendo el presente y con mucho atrevimiento, lo logró en segundos. Por supuesto que volví a pensar “esto es pura casualidad”.

Pero al ver tantas casualidades en El, decidí escribir estas líneas. Si fueron puras casualidades pues nada, que así sea. Pero si en unos años o décadas se convierte en un gran programador (o especulador), simplemente quise ser el primero en escribir sobre los algoritmos de Renzito.

Creo que es una gran motivación para los que quieren cambiar sus vidas con la especulación, pero que no ponen el esfuerzo suficiente, o no tienen la perseverancia necesaria, o no toman la decisión definitiva de hacer ambas cosas a la vez. O mejor aún, no se dicen a sí mismos…

lo intentaré hasta lograrlo.

Estoy totalmente seguro que Renzito se dijo a si mismo algo parecido de manera inconsciente cuando su pequeño cerebro tomó la determinación de subirse a mi silla para imitar mi trabajo. Para El en ese momento era algo de vida o muerte, el objetivo más grande de su vida, sentarse en mi silla, golpear mi teclado y mirarme con la cara llena de alegría por el logro alcanzado como diciéndome….

“mira papa yo puedo hacer lo mismo que Tú”.

Conozco muchas personas que se auto-justifican para quedar bien consigo mismos o con los demás. En la especulación veo mucha gente que no da el 100% y por ende no lo logra, mientras se justifican con excusas banales como:

“es imposible ganar en la especulación, esto es para pros”,
“con el trabajo no tengo tiempo para dedicarle a esto”,
“mi familia no me apoya porque creen que esto es un fraude”,
etc.

Yo también tuve esas excusas y muchas más. Hasta un día en que me dije “voy a lograrlo aunque tenga que morirme en el intento”.

Y a partir de ese instante todo comenzó lentamente a cambiar. Ya no me importaba si tenía que quedarme ciego de tanto mirar las pantallas, o si se me partiría el cuello o la espalda de tantas horas sin moverme en una silla.

Simplemente aprendí a vivir cada momento y a aprovechar cada cosa para lograr mi objetivo como si cada día fuera el último día de mi vida. Esta actitud es innata en todos nosotros, pero con los años la vamos perdiendo y se llama…

Vivir en el Presente

Para lograr cosas en la vida, grandes metas o cambios importantes, debemos ser como niños y vivir en el presente. Para ser felices y disfrutar de la experiencia en esta Tierra, debemos vivir cada momento como si fuera el último de nuestras vidas.

Los adultos desarrollamos el mal hábito de vivir el 90% del tiempo afuera del presente. Un rato en el pasado recordando usualmente malas experiencias, y otro rato en el futuro preocupándonos por cosas que aún no han ocurrido y que probablemente nunca ocurrirán.

El daño psicológico más grande que hacen las religiones a sus fanáticos y seguidores es hacerlos culpables de algo horrendo que ocurrió en el pasado. Esto está muy bien diseñado desde hace miles de años.

Luego refuerzan con simples anclajes como la lectura de libros antiguos con historias mágicas similares a la de PeterPan, días feriados, comidas específicas, etc. Los anclajes nos ponen en contacto con el pasado tortuoso y nos alejan del presente.

De la misma manera nos envían al futuro con libros e historias de predicción sobre temas como el juicio final, el fin del mundo, catástrofes y demás historias no muy positivas, interesantes para contar a los niños cuando van a la cama.

En definitiva, nos mantienen el 90% del tiempo afuera del presente, para ni siquiera darnos tiempo a razonar y entender que estamos embaucados en un cuento de hadas alimentado por la esperanza de que algún día en otro mundo viviremos con 72 vírgenes. Pero que mientras tanto debemos seguir siendo esclavos en esta vida, respetar la jerarquía y seguir pagando impuestos y si es necesario matar el infiel que no cree en mi dios.

Por eso un niño tiene la capacidad de caerse y llorar un minuto, y luego reír al siguiente minuto si le compras un helado. Es porque saben vivir 100% en el presente. Pero esa capacidad la vamos perdiendo lentamente a medida que crecemos en este sistema que nos manipula a través del terror y la culpa.

Si sumaras todo el tiempo que desperdicias en preocupaciones del pasado y del futuro, comprobarías que con esa cantidad de tiempo duplicarías tu productividad y tendrías tiempo de sobra para desarrollar todas las habilidades que quisieras.

Pudieras también adquirir todos los conocimientos que los gobiernos y las religiones no quieren que aprendas para que no les quiebres el negocio de manipular masas ignorantes que sólo trabajan para pagar impuestos inconstitucionales y obedecer jerarquías absurdas.

Una vez que aprendemos a vivir en el presente entonces podemos darle un mejor uso a…

La Capacidad de Nuestro Cerebro

Glenn Doman dedicó más de 60 años de su vida demostrándole al mundo pinceladas de lo poderoso que es el cerebro humano hasta su muerte en el año 2013. Creó los Institutos para el Desarrollo del Potencial Humano (IAHP) y en ellos desarrolló un conjunto de terapias muy interesantes.

Es impresionante ver los resultados en los niños que reciben las terapias de los Institutos. Ver una niña con daño cerebral hablar 5 idiomas, hacer un triatlón y leer un libro de 300 páginas en 4 horas y asimilarlo, deja a cualquier ser humano criado en este sistema con una sensación mixta.

Sobre todo al ver que la niña aun no llega a los diez años.

Por un lado piensas en todo el tiempo que has perdido en tu vida y en todo el desperdicio que como raza humana hemos hecho por la increíble avaricia de unos pocos. Y por otro lado tratas de imaginar lo que pudiera lograr una niña normal, y aún más…

que sería de nuestro mundo, si tan sólo el 10% de la población alcanzara ese nivel de desarrollo del cerebro?

y que sería nuestra raza si todos lográramos ese nivel de desarrollo?

Pero ya sabemos que a la punta de la jerarquía no le interesa tener una sociedad de genios, prefieren una sociedad retrograda de esclavos ignorantes y sumisos. Doman recibió fuertes críticas durante toda su vida que opacaron la popularidad y el mérito de su trabajo.

Recibió poca ayuda y poco seguimiento para sus Institutos al punto de que hoy en día están en peligro de desaparecer, siendo una institución sin fines de lucro que se sustenta de donaciones y de algunos pocos cursos que ofrecen.

Si tienes interés en el material de los Institutos, un grupo de seguidores creó una tienda (Gentle Revolution) donde ofrecen una gran variedad de artículos, todos basados en la metodología de los Institutos. Aunque la mayoría del material está inglés, ya han traducido algunos libros al español.

Y entonces cuando escucho a personas preguntarme que si es posible ganar en la especulación, no dejo de pensar en esa niña y no dejo de pensar en la capacidad que tenemos en nuestro cerebro.

Si tan solo todos supiéramos esta simple información, no dudaríamos ni por un segundo en nosotros mismo, no solo ganar en la especulación, si no que podemos alcanzar cualquier objetivo que nos propongamos en la vida. Tenemos capacidades y poderes ilimitados, simplemente no lo sabemos. Todo lo contrario, nos hacen creer que somos ovejas y que necesitamos un intermediario para subir a cualquier nivel espiritual.

Pero el sistema de creencias que nos han impregnado desde infantes, nos hace dudar de todo y de todos. Por ende es obvio que para lograr algo que la mayoría piensa que es imposible, primero debemos…

Cambiar Nuestras Creencias

La pregunta que más he recibido en estos últimos años es, “a dónde llegará el EURUSD?”. La segunda pregunta que más he recibido es…

“en verdad se puede ganar como especulador al detalle?”

Y es obvio que todos me hacen esta pregunta porque es la creencia general sobre el tema, y la mayoría lo repite como cotorra parlanchina. Pero en el fondo no tienen la culpa. De hecho intentan ayudar a los demás desde sus perspectivas y experiencias personales.

Nosotros pensamos, hablamos y actuamos en base a las creencias establecidas en nuestro subconsciente. Son ellas las que controlan el 90% de nuestro ser.

Si te han repetido miles de veces que es imposible ganar en la especulación, puedes apostar a que nunca ganarás en este negocio hasta que no logres cambiar esa creencia por otra. No importa cuanta formación ni cuantos sistemas y estrategias rentables aprendas, simplemente nunca ganarás.

Porque de una u otra manera tus creencias controlarán el 90% de tus acciones de manera inconsciente.

Por eso la mayoría de mis colegas, en algún momento de su proceso de aprendizaje me comentan algo como…

“hay algo que no entiendo, tengo todo claro en mi plan operativo, y creo ejecutarlo al pie de la letra… pero luego cuando reviso las operaciones, siempre encuentro un error o algo que ignoré”.

Esto se llama auto-sabotaje, y las creencias son la causa. Sobre todo las creencias fijadas en los primeros 6 años de vida. Pues como dice la sabiduría “instruye al niño en su carrera, y nunca se apartará de ella”. Razón también por la cual las religiones patrocinan colegios y les lavan el cerebro a los infantes desde pequeños.

Las creencias tienen un efecto de bola de nieve, se van auto-alimentando. Cuando una persona llega a la especulación, es probable que ya haya escuchado que es imposible ganar como especulador al detalle, que pocos ganan y que un 30% o 40% anual sólo lo pueden conseguir los profesionales de Wall Street.

Si, esos mismos, los que se pasan el día jugando al golf, enpolvándose la nariz con cocaína y pagando prostitutas de 5 mil dólares importadas de Europa oriental. Tremendos profesionales. Por eso el 90% de los Fondos de Inversión de profesionales desaparecen en menos de 10 años. El mercado se encarga de aspirarlos a ellos también junto con sus preciosos algoritmos.

Entonces cuando ese individuo lo intenta, ya viene predispuesto de que en esto sólo ganan los profesionales. Por ende, ya de entrada tiene un 98% de probabilidades de perder.

Una vez le hice un…

Juego Psicológico

a un grupo de colegas. Hasta ese momento nadie lograba ganar de manera consistente y eso me tenía muy preocupado. Me di cuenta en varias conversaciones que el problema era esta creencia limitante sobre el poder ganar en la especulación.

Entonces decidí publicar una cuenta personal que había duplicado en tan solo 15 días. Y al mismo tiempo les dije que si Yo podía lograr esta hazaña, entonces cualquiera de ellos, si se lo proponía, también podía lograrlo.

Resulta que meses después, uno de los colegas duplicó su cuenta por primera vez en un espacio de 3 meses. Luego un segundo colega la duplicó en un espacio de un mes. Y paralelamente muchos otros comenzaron a ganar, poco, pero ganaban.

De manera increíble, el problema de no ganar, pasó ahora a ser el “cuánto ganar”. Ahora el problema era, cómo sacarle hasta el último pip a cada movimiento del precio. Es muy curioso como entra la avaricia de inmediato. Pero lo que la mayoría ignoraba era que la creencia limitante ya estaba totalmente eliminada.

Y esta es…

Una Técnica muy Útil

que todo deportista profesional conoce. Si quieres nadar 200m libres en un minuto, por supuesto que puedes. Pero debes hacerte el sordo y no escuchar al 99% de los mediocres que te dirán…”eso es imposible, Phelps es el mejor del mundo y su record es 1 minuto y 42 segundos”.

Pero si tomas la determinación de conseguirlo, al punto de que tu vida dependa de ello, estoy seguro que lo conseguirás o que morirás en el intento. Sólo tienes que engañar a tu mente y decirle que quieres nadar 200m en 30 segundos y salir a la piscina a practicar todos los días como si tu vida dependiera de ello.

Probablemente no logres tu objetivo de inmediato, pero estoy seguro que primero rompes el record mundial. Y si sigues practicando y avanzando de seguro que romperás tu propio record y lograrás el objetivo inicial.

Con esa misma mentalidad logró Renzito subirse a mi silla. En realidad su objetivo era tocar la computadora y demostrarme que Él podía trabajar igual que Yo. Subirse a la silla era un simple obstáculo para llegar a su objetivo final. Pero en realidad, subirse a la silla fue su gran logro. Y como dice la vieja sabiduría…

Con paciencia y calma, se subió un burro a una palma.


Por favor compartir: